Archivo de la etiqueta: Escapadas

Namur en blanco y negro.

Estado

 

¿Porqué Namur en blanco y negro diréis?

Namur es la capital de la región de Valonia, también de la provincia que lleva su mismo nombre, está situada entre la confluencia de dos ríos, el Sambre y el Mosa, en ella se encuentra una de las ciudadelas más importantes de Europa.

La ciudadela de Namur tenía una situación estratégica por lo que fue muy envidiada. Con sus 8 hectáreas es el pulmón verde de la ciudad, también es la visita más importante donde os podéis encontrar con unas vistas magníficas de la Ciudad y del Valle del Mosa. 

Pero nosotras no la recordamos por su historia, a Namur la recordamos con nostalgia, con mucha ternura, como pequeñas postales en blanco y negro a las que mirar de vez en cuando para acordarnos de nuestros amigos viajeros y los momentos que vivimos allí.

 

Namur en Blanco y Negro

Ciudadela desde la orilla del Sambre.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

VIENA “Guten Morgen”

Estado

Es verdad que Viena se puede conocer en tan solo unos días, de hecho mucha gente hace la ruta Praga-Viena-Budapest, pero no fue mi caso; fui en Septiembre tres días a disfrutar  de esta encantadora ciudad en la que lo antiguo y lo actual se funden en una bonita coexistencia.

Desde el aeropuerto resulta fácil llegar al centro de la ciudad, ya que cuenta con un tren llamado CAT (City Airport Train) que realiza este recorrido directo y tarda unos quince minutos. Hay muchas máquinas para comprar el billete de manera sencilla por todas partes: donde se recogen las maletas, según te acercas a la estación, en los andenes… (cuesta 11 euros).

Esta ciudad cuenta con tres palacios: Schönbrunn, Hofburg y Belvedere. El más importante y grande es sin duda el Palacio Schönbrunn (el de Sissi la emperatriz) y el que más historia encierra entre sus muros. Pero a mí, personalmente, el Palacio Belvedere, que aunque en la actualidad en su interior ya no quede nada de lo que fue y haya sido transformado en museo, me transmitió según me acercaba una templanza y equilibrio que no consiguieron los otros, convirtiéndose así en mi favorito.

 

Lee el resto de esta entrada

Planes Junio 2012

Estado

Pues aquí estamos, otra vez, para contaros una pequeña escapada a la vista, os voy a contar qué haremos durante estos 4 días (22/23/24/25 de Junio 2012):

Tras venir de la india nos ha quedado una inquietud bastante importante y un latir viajero que solo nos deja pensar en escapar de lo cotidiano, decorar nuestras vidas con pequeños detalles y con la sucesión continua de imágenes que acompaña a un aventurero.

Así que sobre las 9:00 de la mañana el día 22 las Spanish Ladies cogerán un vuelo en la T1 Barajas con la compañía de bajo coste Ryanair; una vez lleguemos a nuestro destino recogeremos el coche de alquiler que conducirá un amigo que se ha animado y viaja esta vez con nosotras.

¿Y cuál es el motivo principal de este viaje? “matar 2  pájaros de un tiro”, tachar de nuestras lista interminable de cosas por hacer, cosas pendientes desde hace mucho tiempo. Y ya de paso poder disfrutar de hermosas playas y calas escondidas, rodeadas de verdes parajes, degustando exquisita gastronomía en bellos pueblos costeros, descubriendo (para mí, redescubrir) su capital y su historia ¿cuál es la ruta? ….Todo está aún por ver.

1º Pájaro: hace tiempo la prometí Estela viajar a Gerona y la regalé para su cumpleaños un vale para visitar el Museo Dalí en Figueres (el cual yo ya he visto). Ahora varios años después vamos a dar uso aquel vale  ya canjeado por un billete de tren con destino a Amsterdan o Venecia (no lo recuerdo bien). Pero, como su cumpleaños está próximo la dejare hacer uso de nuevo. 

2º Pájaro: hace tiempo, como dos años atrás “Las Spanish Ladies”  acordaron hacer Tandem (caída libre)…..Si he dicho ¡Tandem! habéis leído bien. (También se podría hacer en alguna provincia cercana a Madrid, pero creemos que las vista que te aporta hacerlo allí son mejores).

Vengaa ahora me tocaaa …¡confesar!, yo Mª Rosa no me voy a Tirar….Jeje 😉

Hace años Estela me lo propuso y yo me comprometí (en una noche donde me había tomado alguna copilla de más), posteriormente me hinché a ver vídeos, buscar información hasta que mis miedos se convirtieron en convicción absoluta y seguridad en que no me arrepentiría, incluso cuando ella, Estela me dijo que no podía hacerlo por atravesar una etapa mala económicamente me lleve una gran decepción.

Ahora lo analizo de otra manera, ¿Miedo? claro ¿Falta de ilusión? también, ¿sueños y planes futuros? ¡siempreee!.  Y éste no es mi deseo, es el de Estela. Yo como amiga la acompaño dispuesta a que me transmita un chute de adrenalina, a darla el empujón y no en este caso desde la avioneta ..jeje 😉 (aunque a veces se lo merece) sino moralmente por si le entran miedos.

Para mí este viaje me sirve de pequeña desconexión, es una recarga de energía en búsqueda de “momentos mágicos” , parece que últimamente tengo una necesidad extrema de psicoanalizar mi vida . Debo pedir a Estela que me ayude a encontrarlos o encontrarme…..¿estará dispuesta? .

*****

Recordad  que podéis seguirnos en redes sociales: FacebookTwitterYoutubeInstagram. Venga, anímate!! Aaahh!! O puedes ser el primero en recibir los nuevos post a través de la suscripción por correo electrónico. Y si queréis vernos sonreír, ¡no  te marches sin comentar! 

Banner inferior

Escapada a Fez (Puente de Mayo)

Imagen

Estoy en el aeropuerto de Barajas, sola y algo inquieta. He ido a Fez muchas veces ya, pero esa ilusión de viajar, desconectar, abrir los ojos y verte sumergida en una cultura tan distinta pero a la vez tan cercana, me estremece.

Faltan quince minutos para que abran la puerta de embarque, mientras, espero sentada observando a la gente de mi alrededor; algunos llevan grandes maletas (que deberían haber facturado..), otros miran a cada instante la puerta con los ojos brillantes, hay niños correteando por la terminal, gente sacando bebidas de las máquinas…A todos nos une una cosa: este viaje a Marruecos, aunque cada uno de nosotros vaya por un motivo diferente. Mi historia es muy larga de contar, quizá algún día me atreva a compartirla con todos vosotros, de momento diré que me siento bastante unida a esos tés, a esos llamamientos al rezo varias veces al día desde las mezquitas, a ese aroma a dulces e incienso de las calles, a ese idioma diferente…

Es la hora de subir al avión; la fila es bastante inestable y puedo ver cómo algunos árabes espabilados intentan adelantar posiciones..
Una vez dentro de este Boeing 737-800 elijo un asiento de ventanilla, lo más al fondo posible de la cabina, desde aquí puedo ver todo sin ser vista, aunque realmente pienso que acabaré durmiendo un poco. Las azafatas de Ryanair comienzan a repartir sus revistas mientras los últimos pasajeros toman su asiento.
-“Señores pasajeros abrochen sus cinturones, en breves momentos procederemos a despegar”
Me encanta este momento, ver cómo se va quedando pequeñito Madrid mientras nos perdemos entre las nubes.

Dentro de una hora y media me encontraré en Fés Sais, centro cultural y espiritual de Marruecos.

Dos y media (hora local), llegamos con veinte minutos de adelanto. Ahora toca el control de pasaportes, pero ya sé cuál es la fila del policía que los sella más rápido; me dirijo allí sin dudar pensando en el couscús que me espera, el mejor couscús de todo Marruecos.

Estoy subida en el avión de vuelta a Madrid. Me entristece tener que regresar. Estos cuatro días fueron tan especiales que no encuentro las palabras exactas para expresar los momentos que viví. Voy a optar por enumerarlos:
Comí couscús, bastela de pollo, sus distintos tipos de crepes, bebí sus tés y “Hawai”, paseé en moto por sus calles tanto de día como de noche que es realmente precioso, sobretodo cuando coincide con la estancia del rey Mohamed VI, ya que encienden millones de lucecitas por las calles (estilo navidad) para honrar su presencia, me regalaron un kaftan, que es un vestido de fiesta típico marroquí, canté, reí, jugué, bailé la danza del vientre con unas niñas, hice nuevos amigos y saludé a los antiguos, derroché amor por mis poros y lo derrocharon conmigo, escuché cantos de allí, recorrí la Medina callejeando por sus millones de rincones, compré pendientes, hice fotos, regalé juguetes, dormí genial en una casa enorme tipo riad desde la que a veces escuchaba caer la lluvia en el tejado y otras veces el piar de los pájaros, me sentí feliz, volví a admirar la puerta azul y verde (Bab Boujloude) que es una de las entradas a la zona antigua, y aprendí a contar hasta diez en árabe.

Fés Sais: en poco tiempo te has ganado un gran hueco en mi corazón y me escaparé siempre que me sea posible a visitarte, inchaallah.