Archivo de la categoría: DIARIO VIAJE

DÍA 12 – Diario Viaje – India – Jaipur/Ahmedabad

Estado

DÍA  12  (07/03/2012) BY ROIRETO 

Inicio y final de más de un sueño.

La mañana en Jaipur se nos fue rápidamente, entre una cosa y otra.
No teníamos mucho para disfrutar de ella, a parte que moverse por aquí es complicado, las distancias entre un sitio y otro se hacen eternas, en los mapas parece todo tan cerca…
Ya hemos confirmado que no podemos ver nada del Elephant Festival, más o menos cuando comience nosotras estaremos subidas en un avión camino de la siguiente ciudad.
Por la mañana antes de salir del Hotel en busca de algún elefante al que podamos acariciar o subir a sus lomos para dar un paseo, decidimos llamar al Padre Joaquín para indicarle cuándo partimos de Jaipur y más o menos cuáles son los pasos que seguiremos para llegar a la ciudad de Ankleshwar, donde él reside y donde nos esperan para pasar los próximos días.  Jamás he hablado con él por teléfono solo por email y la verdad que estoy nerviosa, ¿Cómo me dirijo a él? ¿primero le saludo, qué hago? ….jeje. Rápidamente me relajo al ver que él da paso a una conversación fluida y cercana. Nos indica lo que debemos hacer al llegar a la ciudad, todo marcha ok!!

Khan nos acerca a un cajero, se nos acaba el dinero y aún nos quedan días por India, luego a una oficina de correos, Estela quiere mandar unas postales, porque aunque mantenemos informados a la familia por Internet, es bonito recibir unas letras de la forma más tradicional, yo al final me ánimo y escribo a Irene (mi hija) una carta en la que adjunto una fotografía en la que vamos montadas en elefante….. sí, lo conseguimos!! Estela, ya sonríe como una niña de 2 años!

Nos ha costado llegar, tras salir en la búsqueda de un elefante y callejear en rickshaw por la calles de Jaipur, éste ha decido estropearse, con una parada en boxes para arreglarlo y una larga espera; nosotras nos tomamos un pequeño almuerzo con cucaracha gigante en un restaurante que pintaba de alto nivel, ¡si es que las apariencias engañan!, vas a levantar la tapa del azucarero, y toma!!  ahí está entremedias de azúcar y sal =S….. Jaja. Nos salimos con nuestro cafecito a la calle, y pasó el peor momento hasta ahora en la India. No es agradable ver a una niña delante tuyo, pedir y pedir dinero, con las moscas comiéndole la cara, saber que no puedes darle una sola moneda, si lo haces, estarás cometiendo un gran error, pero quieres verla sonreír aunque sea por un pequeño instante, así que sacas un paquete de pegatinas justo antes de subirte al tuc tuc y se la das; ves cómo se marcha corriendo súper feliz a enseñárselo a sus padres, los que hubieran preferido que llegara con unas rupias en las manos; una pena la exploración infantil!! La falta de recursos de las familias indias, la extrema pobreza, la miseria les hace obligar a sus hijos a pedir, saben que los niños nos remueven más el alma, no debemos colaborar en que sigan haciéndolo, por mucha pena que nos den.

Niña Jaipur

Mirada fija.

Me hubiera gustado que Estela pudiera disfrutar de su primera experiencia de otra manera, menos mal que el hombre le dejó subirse al final al elefante sin cachivaches de por medio, y sentir la mole de animal bajo sus piernas, sentirse como una domadora de elefantes mientras el animal levanta la trompa y hace sonidos que en el fondo la acojonan, la hacen mostrar una sonrisa nerviosa, menos mal, sino la sensación de desastre en esta experiencia hubiera sido absoluta.
Dar un paseo subidas en un asiento de madera y ni siquiera mirando al frente, por un paraje sin ningún atractivo, mientras un tipo tira fotos como un descosido, que luego nos tiene que regalar al no entrar a negociar con él…. jejeje, que provoca que nos gastemos una cantidad de rupias exageradas, 1500 rupias exactamente (fue uno de los gastos más elevado del viaje, estando allí) y nuestro paso posteriormente por un cajero, como ya os he adelantado. 😉

Montando en elefante - Jaipur

¡Conseguido!

Rosa acaricia al elefante sin perderle de vista ni un momento.

¡Pero que bonito elefante!

Nuestra llegada al aeropuerto fue bastante dudosa, ya que nuestro vuelo era nacional, pero Khan insistió en llevarnos a las salidas de vuelos internacionales… jeje. Menos mal que él llevaba razón y para una vez que la tenía yo me despedía hecha una furia, no sin antes pagar al bondadoso conductor, el precio que creí que se merecía 800 Rupias. 

El vuelo a Ahmedabad se retraso un poco, así que nos dimos una pequeña comilona en los puestos del aeropuerto mientras esperábamos, no es un trayecto muy largo pero aún así a Estela siempre le da tiempo a dar una cabezadita ;), no venia mal porque a la llegada de Ahmedabad nos íbamos a tener que dar mucha prisa para llegar a la estación de autobuses, no queríamos llegar muy tarde y tener al padre Joaquín despierto hasta altas horas de la noche.

Comiendo en aeropuerto Jaipur

Uuummm….¡Hamburguesas picantes!

Qué bien me lo pasé en este trayecto; Aeropuerto – Estación de bus de Ahmedamab, Luisito (como bautizamos al conductor) aceleraba a nuestros gritos de Fast!! Fast!! Fast!! según él aceleraba subía nuestro nivel de adrenalina, corríamos por la ciudad esquivando personas, animales y objetos que se ponían por el medio, en una noche que se encontraba llena de gente en las calles alrededor de las hogueras encendidas para celebrar la llegada de Happy Holi , cogíamos las rotondas derrapando, parecía que aquel vehículo se iba a poner en dos ruedas en cualquier momento. Otro que se pensaba que nos iba a engañar, pero ya le dijimos que llevábamos mucho tiempo en India,  que ese trayecto no costaba lo que pedía y menos que lo que indicaba ese marcador, no eran las rupias a pagar “1400 rupias” ¡estas muy mal Luisito, que una cosa es que nos saquees unas rupias de más y otra que nos tomes por tontas! 😉 .La aventura continua mientras preguntamos por nuestro bus, Nooooo!!! Cuándo?  5 minutos? ….Corre!!  así que corríamos por los puestos de alrededor de la estación gritando ¿Water? ¿Water, where?  ¿Bananas? Bananas, where? ….jejeje al más estilo de las concursantes de Peking Express  que nos hubiera gustado ser…. Me sorprendió mucho como los vendedores colaboraban  y se divertían con las locas Spanish Ladies.

Elegimos asientos, el trayecto no era muy largo asíque pasamos de coger la zona superior la sleeper class, esta vez íbamos por libre, sin billete comprados en ninguna agencia, pagamos directamente en el bus una vez iniciado el trayecto, os podéis imaginar que sale mucho más barato; 120 rupias/ 1,90 € aprox para 200 kilómetros y una duración de unas 4 horas con muchos nervios,  menos mal que no nos impidieron dormir durante el camino para que se hiciera mucho más corto, La impaciencia nos mata a las dos….. ya  estaba cerca lo más grande de este viaje …..¡Los niños!. 

DÍA  12  (07/03/2012) BY Estela. 
Se nos ha roto el rickshaw… Khan ha ido a buscar no sé qué para ver si lo arreglan, nosotras mientras desayunamos, con cucaracha en el azucarero de sorpresa…
Hoy es el festival de los elefantes…, nos dará tiempo a ver algo? No me gustaría irme de India sin subir en elefante…, pero hoy no tenemos mucho tiempo ya que por la tarde sale nuestro avión a Ahmedabad. Khan dice que a veces su destino le trae cosas malas, no sé si está triste o es un peliculero de aupa. Rosa está hartita ya de él y es que a ratos se hace muy pesado el chico, pero ya que le dijimos que sí a que nos llevara él, ahora me da cosa decirle que no, cuando desde el principio ya apuntaba maneras de su actitud…
Arreglado el riskshaw!!! Y fuimos a una house elephant y montamos en elefanteeeee!! Qué piel más gordita tienen! Qué bueno, bonito y gigante era en el que nos subimos!! 1500 rp pero me ha encantadoo!! Un tipo fotógrafo de allí nos ha hecho fotos y nos las ha intentado vender por 1000rp, pero qué se cree??? jajaja, yo le daba 20 como mucho…, finalmente nos las ha regalado.
Que no os diga lo contrario, que estaba cagada. ;)
Fijaos, es una sonrisa nerviosa
Después hemos ido a sacar dinero a un cajero, a mandar unas postales (las cuales jamás llegaron…) y al aeropuerto. El festival de elefantes era por la tarde así que no nos daba tiempo. Khan se empeña en que vuelva a Jaipur en este viaje, jajaja; no puede ser!!! Demasiado estirados tenemos ya estos 18 días!!
Ahora a coger un vuelo a Ahmedabad (ufff, pone “Delayed”…), y una vez allí a buscar la estación de bus para comprar los billetes e ir a Ankleshwar, allí nos recogerá el padre Joaquín, sea la hora que sea. La verdad es que estamos deseando estar con los niños. Ayer en el templito donde había monos, estaban algunos niños, nos pusimos a inflar globos y a dárselos, nos lo pasamos genial y los niños estaban superfelices. Fue otro de esos momentos de los que te remueven dentro.
IMG_0438 (2)
Globos para todos
Parece que ya se nos está pasando un poco pero llevamos unos días Rosa y yo venga a sonarnos…. Ni la “Neglicilina” (Nebulicina) de Rosa lograba mantenerla respirando bien mucho tiempo.
Al llegar al aeropuerto hemos pagado al amigo de Khan (por chofear el riskh), hasta que nos hemos puesto de acuerdo…uuuufff!!!,  y por fin nos hemos despedido.
Al ir pasando los días del viaje vamos observando cómo nos vamos volviendo más guarreras…; alguna vez olvidamos tomarnos por unas horas la pastilla (Malarone), nos lavamos menos las manos, nos peinamos… no nos peinamos! jajaja. This is India! jajaja
En Jaipur nos ha llamado mucho la atención la cantidad de animales distintos que conviven por las calles: una, dos y tres, responda otra vez: por 100 rp…:
Camellos, elefantes, gallinas, monos, cerdos, caballos, burros, cabras, perros,….jajaja, qué risas hemos pasado con el juego!.
IMG_0204 (2)
IMG_0389 (2)
IMG_0379 (2)
IMG_0501 (2)
Colección de animales por las calles de Jaipur
El avión al final no se retrasó mucho, llegamos a Ahmedabad y a la salida vimos a “la madre coraje”, no sabemos muy bien quién era, pero cuando pasaba la señora algunos fieles tiraban flores y la adornaban… y la pusimos ese nombre porque se nos parecía a una señora que vimos en el periódico en el avión de la que se decía algo así en inglés… a saber quién era…
Bueno, cogimos un tuc-tuc hasta la estación de bus, Ahmed, que nos quería tangar mogollón de rupias con eso de que nos ponía el “taxímetro”, pero al final le dimos a “Luisito” lo que nos pareció (ya somos expertas en calcular precios).
El ratito de preguntar por el bus a Ankleshwar y comprar algunos plátanos, galletas y agua para por el camino fue divertidísimo!! Todo el mundo volcado en ayudarnos para que nos diera tiempo sin perder el autobús, qué risas! Parecía Pekín Express! jajaja

Recordad  que podéis seguirnos en redes sociales: FacebookTwitterInstagramYoutube. Venga, anímate!! Aaahh!! O puedes ser el primero en recibir los nuevos post a través de la suscripción por correo electrónico.

Y si nos quieres ver sonreír, Por favor ¡Comenta! 😉

Anuncios

DÍA 11 – Diario Viaje – India – Jaipur.

Estado

DÍA  11  (06/03/2012) BY ROIRETO 

Un conductor, dos conductores, dos puntos de vista!!

Tren Sleepper desde Puskhar de poco más de 2 horas  y allí nos plantamos, con las mismas energías a pesar del madrugón de las 04:00 de la mañana.
Como viene siendo costumbre en todas las estaciones indias te persiguen los conductores de rickshaw , nosotras ya somos inmunes a las voces susurrantes y hemos decidido que iremos con Khan, es un chico súper jovencito con una mirada muy bonita, nos parece un tipo muy alegre, con aires un poco canallas, ¡¡eso nos encanta!!… jeje.
Nos vamos a instalar en el Hotel Vaishnavi, negociar el precio a estas alturas ya nos da igual, que esté algo inflado para luego darle una pequeña comisión a Khan, nos parece un precio razonable, ya no merece la pena ni pelear por lo que no llegará a ser ni  2 euros de diferencia. No está mal el lugar, con la limpieza justa como en la mayoría de los lugares en que nos estamos alojando, pero el restaurante de la azotea está bastante bien, es acogedor; desayunamos mientras nuestro recién contratado “conductor” se va a duchar y acicalar,  se le ve el plumero y su intención está más que clara y es conquistar a Estela… jajaja.

Bueno, el desayuno fue guay gracias a la terraza, porque mis tostadas y las galletas de Estela tampoco son cosas de otro mundo,  no hemos podido zamparmos nuestro pancake con chocolate, coco o derivados (pancake relleno de lo que sea, no había) :(. Nos dirigimos a la recepción donde ya estaba nuestro nuevo amigo esperándonos con los zapatos con la puntera  más afilada y brillante que mis ojos verán jamás, la sorpresa es que también está con él nuestro “no conductor contratado” que es un amigo suyo, Khan ha decidido que tiene que acompañarnos en plan “amigo” ;). 

Conductores autorickshar en Jaipur

Comienza la ruta por Jaipur, la primera parada fue el Fuerte Amber (si queréis que os entiendan, se pronuncia Amer), a unos 11 kilómetros de la ciudad se encuentra este maravilloso complejo palaciego dentro de un fuerte amurallado junto al lago Maotha. Como dijo Estela nada más llegar: ¡perspectivas superadas!, desde luego,  no es para menos, se encuentra en la cima de unas pintorescas montañas con la tierra exactamente del mismo tono que la fortificación,  debe ser por la época, me imagino que en tiempos de monzón la cosa cambiará y se mezclará con el verde de su pequeño jardín principal.

575095_386552478044786_153570138_n

Nuestra primera intención era subir hasta el montadas a los lomos de un elefante, ya que Estela se moría de ganas, es su animal favorito,  pero ese día nada de elefantes, por mala suerte (o buena, porque nos permitiría ver el patio principal sin estos animales por medio) y es que  se los han llevado temprano, por la tarde empezarán  a prepararlos para el Festival del Elefante, que se celebra todos los años un día antes del Happy Holi y solo en esta localidad del Rajasthan Como lo de subir andando lo  descartamos, decidimos coger un jeep que nos acercó por el módico precio de 600 rp. 

IMG_0086 (2)

Antes de subir estuvimos bromeando bastante con vendedores que nos intentan ayudar a conseguir elefante, ¡¡pero si no hay, alma de dios!! ¿dónde nos llevas?. Y con niños que parece que nos quieren vender “tripis”, pero lo que dicen en verdad es “three pieces”… mira que nos tuvieron un buen rato de cachondeo y al final, claro, les tuvimos que comprar algo, a muy buen precio por lo que pudimos comprobar días después.

Bueno, prosigamos,  el fuerte se divide en cuatro secciones principales (las detallamos más minuciosamente en esta otra entrada, aquí), cada uno con su propia puerta de entrada y patio, durante toda la mañana las recorrimos, siendo la “Sheesh Mahal” literalmente  “Sala de espejos” la sala que más me llamó la atención, puede ser porque había un guía de habla hispana, al que fuimos disimuladamente siguiendo mientras daba una pequeña explicación.  Este pequeño salón está recubierto de espejos y pequeños trozos de cristal de colores, decorado con mosaicos y  solo hace  falta que entre un rayo de luz o encender  una vela para que la luz se duplique y la sala quede perfectamente iluminada, o parezca estar bajo un cielo estrellado. Aunque para llegar a esta antes tuvimos que franquear una de las maravillosas puertas, con talles de flores en distintos colores, que no dejan a nadie indiferente, una de las diosas, Ganesh precisamente, se encuentra incrustada en la parte superior del arco.

557922_386552708044763_1254071513_n

 Aunque nuestro conductor de jeep nos dijo que con una hora era bastante, nosotras hicimos caso omiso, es imposible, y recorrimos sus 4 patios tranquilamente, pasando por cada uno de ellos.

De vuelta a Jaipur, hicimos una pequeña parada para observar desde la lejanía el Palacio de Verano, que se encuentra en medio de un lago, de allí dimos camino dirección al siguiente lugar, el Palacio de los Vientos, y una de las cosas que más observamos por la ciudad es cómo las mujeres se encontraban vendiendo discos de mierda, sí he dicho mierda, ¿¡ abono ! os gusta más?, bueno, como lo queráis llamar, y es que al día siguiente lo utilizarán para las fogatas que hacen en la noche que da paso al Happy Holi. 

IMG_0216 (2)

La visita al Palacio de los Vientos o Hawa Mahal no es que fuera la visita en la que más interactuamos y charlamos, a pesar de ser uno de los lugares más representativos de la ciudad, con su fachada en la que hay un total de 953 ventanas pequeñas para permitir a las mujeres reales observar la vida cotidiana de una de las calles más principales de la ciudad sin ser vistas, yo sí podía ver a Estela y no se encontraba bien, más bien algo desanimada, no me preguntéis por qué, será por no comer, el calor que apretaba bastante a esas horas o que el madrugón empieza a pasar factura.

IMG_0297 (2)

IMG_0270 (2)

DSCF2895

Tras la visita queríamos acercarnos a The Monkey Temple  y así se lo hicimos saber a Khan. Jamás llegamos al templo de los monos que yo había visto por fotografías, ese que se encuentra rodeado de piscinas donde se pueden ver bañándose a niños, adultos, rodeados de una inmensidad de monos;  fuimos “medio engañadas” por Khan que nos llevó a una montaña a la que subes por un camino lleno de monos hasta a un cima donde se sitúa The Sun temple con unas vistas impresionantes de la ciudad de Jaipur, pero aún a sabiendas del engaño nos dejamos llevar y disfrutamos del momento, repartimos globos entre los niños y adultos que andaban ya celebrando el cercano Happy Holi. Ya se estaba haciendo tarde para pedirle a Khan que nos llevara esta vez al sitio exacto que le pedimos.

IMG_0412 (2)

IMG_0414 (2)

IMG_0402 (2)

IMG_0372 (2)

 Aclaración: Una vez en Madrid investigué un poco, posiblemente si en la bifurcación del camino por el que subíamos hubiéramos continuado en linea recta, pasando al otro lado de la colina y recorriendo un kilómetro de distancia (justo por donde nos dijo Khan que era peligroso ir)  según los mapas llegas a Galta Ji, el Famoso Galwar Bagh Mandir y que conocemos los turistas como El templo de los monos; otra de las formas es coger un bus en la parada junto a la puerta Este de la ciudad y recorrer los 10 kilómetros que hay de distancia. ¿Qué ganaba Khan engañándonos? No lo sé, supongo que disfrutar de nuestra compañía antes de tiempo.

Os dejo un mapa, para que os hagáis una idea;

De camino a la guest house pillamos una caravana enorme que nos hizo perder mucho tiempo, pero que  nos permitió ver la vida de esos barrios y casas al borde de la carretera, también paramos a cambiar dinero, y ¡claro! que sí somos españolas…, que si tengo un amigo que viaja mucho a España… Vamos, que acabamos en la tienda del amigo, tomando chai, charlando y sin comprar nada, aunque me hubiera llevado toda la tienda….¡Qué colchas más bonitas! :(.

IMG_0471 (2)

IMG_0475 (2)

IMG_0479 (2)

A estas horas del día Khan no me hace ya ninguna gracia, incluso me llega a cansar.  Me da igual que cante, que sonría, yo pago para que me lleves de aquí para allá y no quiero ser tú amiga…. cansinoooo!!! , pero aquí no solo cuenta mi opinión, ya que las Spanish Ladies somos dos y si a Estela no le molesta tendré que hacer de tripas corazón.
Cené sola bajo la atenta mirada del callado conductor, mientras Estela practica su inglés con Khan; “A ver majete, si no somos capaces de llevarnos una colcha que nos encanta a Madrid, no lo vamos a hacer contigo… jajaja”
Si es que le tenía que haber empujado del tuc tuc en una curva, así con disimulo ;).

DÍA  11  (06 /03/2012) BY ESTELA.

Nos hemos levantado a las 04´00 am porque a las 05´00 nos esperaba el taxi en la puerta del hotel OM, que nos llevaría al tren para ir a Jaipur. Tren de asientos sleeper, más humilde, más incómodo, pero bien ya que solo eran poco más de dos horas. Al llegar a Jaipur y salir de la estación, como siempre los taxistas y los “tuc-tuc-istas” se te lanzan para ver si te llevan. Aquí conocimos a Khan, es un chico que conduce tuc-tuc y con quién fuimos hasta el hotel (Hotel Vaishnavi); es jovencito, está un poco loco (y es algo lanzado-pesado…), pero es animado y divertido; nos estamos planteando que sea él quién nos lleve, aunque tengo mis dudas… porque  ya he notado algún brazo por el hombro….. Por el camino ha cantado, bromeado, y nos ha ayudado a regatear el hotel. Así que finalmente hemos decidido que sea él quien nos lleve todo el día por Jaipur. Al preguntarle “how much?” nos ha dicho que lo que queramos, que no nos preocupemos, que quiere ser nuestro amigo, a veces se hace negocio y a veces no,; le da igual. Nos parece extraño pero después de lo vivido en Khajuraho cualquiera sabe qué pasará!
Ahora vamos a desayunar en la terraza del hotel mientras Khan iba a su casa a ducharse. Hemos quedado a las once.
IMG_0480 (2)
IMG_0594 (2)
Recorrimos Jaipur en ricksar; hemos ido al fuerte de Amber (precioso), al palacio Hawa Mahal  y a un templo donde había monos. Ha estado muy bien, lo único que hacía bastante calor. Para subir al fuerte hemos cogido un jeep.
Aquí en India los billetes partidos o con celo no los quieren, pero bien que nos los cuelan!! Así que como vamos aprendiendo (hay que adaptarse a las circunstancias… jajaja) le colamos uno al del jeep al pagar, ni lo vio (600rp)… Y en el hotel por la mañana, por no cogernos un billete que tenía un poco de celo prefirieron invitarnos…, increíble… En los bancos los cambian, pero nos harían perder tiempo… , además hoy está siendo un poco duro porque como hemos madrugado tanto… estamos cansadas; aunque también es verdad que cuando estamos ya muy muy muy cansadas nos da por hacer el idiota… 🙂 y nos lo pasamos genial!
IMG_0128 (2)
IMG_0138 (2)
IMG_0157 (2)
IMG_0432 (2)
IMG_0437 (2)
DSCF2914
Al volver del hotel hemos pillado un atascazo impresionante, muchos coches en Jaipur… Después hemos ido con Khan y su hermano-amigo (que ha venido todo el día también,  no sé bien porqué) a un sitio a cambiar 30 eurillos en  rupis; allí el señor que nos lo cambiaba nos ha preguntado de dónde éramos y al decirle que españolas nos dijo que un amigo suyo hablaba muy bien español, que trabajaba en la tienda de al lado; le ha llamado por teléfono y hemos acabado yendo a visitarle y tomar un chai con él. Se llama “Luis”, vive por Barajas en Madrid, negocia con telas y alcohol por varios países, es un tío alegre que dice muchas veces la palabra “por favor”, jajajaja, nos desquicia un poco… Luego vinimos al hotel a comer-cenar (que desde el desayuno nada de nada, y eso a mí me mata…).
A nuestro “richard-driver” le ha dado fuerte conmigo. La verdad es que en este viaje nos han salido mil “novios” y algunas proposiciones de matrimonio, jajaja, (sobretodo a Rosa…) Khan me ha dado su número de teléfono por si luego quiero ir a tomar algo, sino ya mañana viene a las 10:00 a buscarnos para hacer de chófer por Jaipur. Son las 22:00, y estamos agotadas, acabamos de terminar de cenar, vamos a caer rotas en la cama en breve…
Malai Kofta - Mi comida favorita.
DSCF2923
Por la tarde nos ha llamado por teléfono Shabbu (os acordáis? nuestro chófer de Agra), ya que le dijimos que iríamos a Jaipur y dijo de pasarse a vernos; hemos hablado con él, dice que nos echa de menos (ainsss estos indios farrulleros, jajaja); pero solo vamos a estar un día y medio en Jaipur. Dice que tenemos que volver a Agra para verle.  Ok, next time. 🙂
Recordad  que podéis seguirnos en redes sociales: FacebookTwitterInstagramYoutube. Venga, anímate!! AAahh!! O puedes ser el primero en recibir los nuevos post a través de la suscripción por correo electrónico, aquí.

DÍA 9 / 10 – Diario Viaje – India – Pushkar. –

Estado

DÍA  9 y 10 (04 – 05 /o3/2012) BY ROIRETO 

2 días de peregrinaje hippie en la  turística Pushkar.

Toca noche de bus,  ¡guay! este modo aun no lo habíamos probado y ¡¡molaaa!! Será porque no veo la carretera, porque de lo contrario no iría tan tranquila;  por la forma de pitar tan peculiar de los camiones que se cruzan debemos pasar muy ajustados por la carretera, el traqueteo nos ayuda a dormir en nuestro pequeño habitáculo donde también llevamos las mochilas impidiendo que estiremos del todo las piernas, ya que el maldito conductor  nos quería tangar, pero no por ser turistas,  si no por ser mujeres y claro,  es Delhi, que os voy a contar… Y os preguntaréis ¿por qué pienso así ? mirad: si cuando estás en la parada con un Italiano,  un menorquín, dos madrileñas (nosotras), unos 20 indios y todos y cada uno de ellos van a meter las mochilas en el lugar destinado para ello en la parte inferior del bus, y cuando lo vamos a hacer nosotras nos piden dinero… terminarías pensando como yo!


image

Después de más de “11 horas”  (supuestamente eran 9) de viaje llegamos a la ciudad de Ajmer cercana a nuestro destino final, donde la sorpresa del momento es que nos hacen ahora bajar para cambiar de bus, a uno que supuestamente estaba apunto de llegar…..jajaja, ¡señores! ¡1 hora de espera! o ¡más! (es que me despisté mirando a una vaca que intentaba comerse nuestras mochilas) para tan solo recorrer unos pocos Km junto a otros viajeros que llegaban de otros puntos de Rajasthan. 

DSCF2824

Alojarnos en el Hotel Om fue un acierto total, podíamos haber ido al que nos recomendó nuestro amigo Italiano (sí, ese que nos encontrábamos por todas partes) pero decidirnos introducirnos en la pequeña Pushkar y probar suerte junto a Gastón el menorquin; a todos nos cuadró el precio, así que allí nos instalamos, hicimos la colada, tendimos en su jardín por donde correteaban un conejo y una tortuga (momento maruji del viaje) y desayunamos pausadamente tras una refrescante ducha que nos quitó la mugre del bus.

DSCF2827

La pequeña ciudad de Pushkar es una de las más antiguas de la India, y conocida por su famosa feria anual del camello. Pushkar se encuentra situada alrededor de un lago que, dice la leyenda,  se creó tras la caída de una flor de loto que le habían entregado los dioses a un cisne. Es uno de los 5 lugares sagrados (Dhams)  donde acuden cientos de peregrinos cada año, a los que se suman los turistas y donde muchos hippies han decidido quedarse a vivir, pero aún así se siente relajada.  

En los dos días que pudimos disfrutar de ella, nos dedicamos a pasear sin prisas, o almorzar cualquier plato vegetariano (nada de alcohol, carne, huevos ni besos) sin prisa, a intercambiar historias con otros viajeros sin prisas, pasear sin prisas por su calle llena de tiendas (entro, salgo, entro, salgo) , y de sus restaurantes todos con su zona Wifi Free,  en uno de ellos tuvimos la ocasión de conocer a Roberto de Granada  (¡qué majo! 😉 ) y a tomar un chai con él sin nada, nada, de prisas.

040320122077

Pudimos disfrutar de la bella puesta de sol frente al lago y desde uno de sus ghat, desde el  Sunset Point como le llaman, es donde se reúnen los grupos de hippies con sus cariocas, diávolos o timbales, etc… ¡Qué agustito se estaba! fue el  “momento mágico”. Nosotras nos alejamos un poco de donde estaba todo el mundo con nuestro nuevo amigo,  estuvimos largas horas en total Relax, experimentando nuestro lado más contemplativo… 

429893_3455823161257_1082941037_n

Si vais, acordaros de descalzaros o no os dejaran de echar una pequeña charla constantemente….Ante todo el respeto.

Mientras paseábamos por los rincones de la ciudad escuchábamos los rezos de sus ghats, el replicar de las campanas, los cánticos que salían de sus templos (400 templos) , aunque debemos confesar que no entramos al templo principal que es el único en todo el mundo dedicado al dios hindú de la creación, el señor Brahma, solo me quede con ganas de ir motorizadas por los alrededores (tras ver a Roberto con su motillo nos dió envidia) y acercarnos al Templo Saraswati donde nos contaron que había unas vistas maravillosas de la ciudad , pero como somos de las que preferimos disfrutar de los paseos, del trato con sus gentes, de las bromas con sus mujeres, de las conversaciones con los vendedores de las tiendas, que dicen casarse con nosotras si les compramos unas  fundas para los de cojines, vivimos nuestro propio modo de peregrinar por la ciudad.

DSCF2832

Una de las cosas que me gustó de este lugar es que me sentía como en casa estando a miles de kilometros, de verdad, nos vino de maravilla llegar tras el caótico día que vivimos en Delhi. 

 

DÍA  9 y 10 (04 – 05 /o3/2012) BY ESTELA

DÍA 9   Pushkar relax

Es por la mañana, no sé bien qué hora, pero temprano, estamos subidas en el bus sleeper que cogimos ayer en Delhi destino Pushkar. No sabemos cuándo vamos a llegar ni por dónde vamos. Debíamos haber llegado ya porque nos dijeron 9horas de bus que ya hemos sobrepasado… Jopé con la ventana que da a la calle que en cada bache se abre un poco y me entra frío… Ahora han hecho una paradita en un “bar de carretera” o algo así… Nuestro sleeper está en la litera de arriba, es para dos personas, y si no fuera por la suciedad sería hasta acogedor, con sus ventanitas correderas hacia el pasillo tintadas…tiene su toque romántico…jajajaja. Parece que continuamos, ya ha arrancado el bus…
Qué locura de bus!! Aunque no se estaba tan mal, las nueve horas que nos dijeron que tardaríamos se convirtieron en 14!!! qué horror!! Pero finalmente hemos llegado a Puskhar!!
530469_3318879823769_58117385_n
Puskhar está muy preparado para el turismo. Hay muchas tiendas (mucha gente extranjera viene a comprar al por mayor y luego lo vende en su país más caro), restaurantes con comida que no pica y wifi por muchos sitios. Hay un lago sagrado y parece Ibiza a lo hindi. Hay muchísimo español por aquí. Comiendo en un sitio pizza y canelones de espinacas hemos conocido a Roberto, un chico de Granada que ha venido solo, por dos meses.
wpid-422807_3455813241009_1144218786_n.jpg
Hemos ido a ver atardecer en el lago, muy bonito y relajado, hace calor incluso por la noche (por el día bastante…); es un pueblito pequeño rozando montaña y desierto, hay campo también y mosquitos ahora por la noche. En el lago nos hemos tirado toooda la tarde, hemos conocido a más españoles y nos hemos quedado charlando.
64738_3455821721221_1655231316_n
De vuelta al hotel (Om) paramos a echar un vistazo a las tiendas y compramos varias pulseras. Ahora acabamos de cenar y tomar un té en el patio interior (precioso) del hotel y estamos conectadas al wifi escribiendo un poco a la familia y amigos. Ya recogimos la ropa tendida, a ver si mañana colocamos bien las mochila-maletas porque las tenemos con un poco de caos…
Nos estamos planteando pasar los últimos días en otro sitio que no sea Bombai porque creemos que puede ser tipo Delhi y no nos apetece mucho, además que la gente no lo pinta muy bien (gran ciudad, más cara), pero aún no sabemos muy bien qué hacer; luego miraremos a ver a cuánto están los vuelos a Goa, que aunque sea también superturístico con esta temperatura apetece playitaaaa! Este hotel tiene piscina, pero no nos atrevemos mucho a meternos, no está muy sucia, pero el agua no está tratada y no nos inspira mucha confianza..
Aún no nos hemos acostumbrado mucho a las vacas que andan sueltas por la calle por cualquier sitio…Nos miran de reojo…jajaja
image
DIA 10   Pushkar relax
Hoy nos hemos levantado bastante tarde (a las 10:00) pero es que ayer nos quedamos en el patio del hotel subiendo fotitos al facebook hasta las 03:00 de la mañana!!! Se estaba genial en las sillitas! Además que nos apetecía mucho tener un día para colgarlas.

Después de desayunar salimos a la calle y hemos estado  comprando cositas en las tiendas…

wpid-562454_3318879263755_2113268366_n.jpg

Ahora estamos en el restaurante RAINBOW para comer. Hace unos minutos ha entrado un mono por la ventana y les ha quitado algo de comida a los que están al lado, y parece que lo volverá a intentar porque de vez en cuando revolotea por el árbol más cercano a la ventana… En este restaurante hay mesas y sillas normales pero hay también para comer en mesas bajas sentados en colchonetas, que es donde estamos nosotras. Se está bien aunque cocineros y camareros no aciertan mucho…, ya nos han traído dos veces platos equivocados. Rosa está diciéndome: tú crees que comeremos hoy?? jajaja

image
Por la tarde paseamos y nos tomamos un chai, compramos un billete de tren que nos faltaba (esta vez ya contábamos con que  lleva su tiempo… y nos lo tomamos con alegría!! jajaja, eso sí, el tendero acabó diciendo: “Spanish Ladies dangerous” jajaja), nos encontramos a Roberto, luego a Gastón. Cenamos en el hotel OM (que nos ha gustado muuucho este hotel), ordenamos las mochilas y a dormir!!!

DÍA 8 – Diario Viaje – India – Delhi. –

Estado

DÍA  8 (03/o3/2012) BY ROIRETO 

Llegada a la espantosa Delhi.

Creo que con Delhi me pasará como con algún otro lugar de el mapamundi no muy lejano, que tendré que viajar una segunda vez para hacer las paces con  ella, ahora mismo la odio, os lo digo de verdad,  ¡la odio!.

Que decepcionante fue el paso por la capital de un país que me tiene ensimismada por muchos motivos y eso que viajaba con mis prejuicios unidos a muchos de los que me metía mi madre en la mochila; ¡La mujer en la India no vale nada! ¿Qué se te ha perdido a tí en ese país? ¡Para ver pobreza!. Es verdad, los hombres y las mujeres no tienen los mismo derechos, pero ese es otro tema que si podemos ya hablaremos en una entrada para destacar tradiciones, costumbres, etc…

Como visitante, turista o viajera me quedé sin ver todo y de ahí mi enorme enfado, desde que llegamos a la ciudad todo se complicaba, desde el café en la estación de Nizamudin (una estación más pequeña), a la búsqueda de un hotel en Arakashan Road en la zona de Paharganj (zona mochilera por excelencia . Miramos varios, incluido el que teníamos ojeado desde Madrid y que estaba lleno, seleccionamos hotel “Aparentemente” aceptable…jejeje ¡Ilusas! ¿El Neha inn aceptable? ¡una mierda!. 

Os puedo adelantar la de millones de veces que ese día acabamos enzarzadas en “discusión” con conductores de rickshaw, agentes de viajes, personal de oficina de turismo, etc… Desde que empezamos a caminar por la ciudad cruzando el puente que atraviesan las vías del tren, donde ya nos advertían los transeúntes que no pasáramos por ahí ¿No sabemos por qué? creo que es por el hecho de ser mujeres blancas (solo noté este trato machista hacia nosotras en esta ciudad). Pasamos por delante de la estación a si que decidimos comprar un billete que nos faltaba, subimos a la oficina de la primera planta office tourist bureau “supuestamente cerrada” …jajaja, ¡No podéis engañarnos este truco ya no lo sabemos! 😉 pero salimos corriendo del gentío que había, una cola de viajeros eterna donde pasaríamos unas cuantas horas, buscamos una agencia de viajes,  preferimos pagar un poco más y acabar con esto pronto ¡Ilusas!  ¿Acabar pronto con la compra de billetes? ¡una mierda!. 

Vías Estación Nueva Delhi

 Necesitábamos billete para llegar a Jaipur para dos días más tarde, ¡parece increíble! solo eran las 09:00 hrs de la mañana y sin llegar a visitar la ciudad nos habíamos rendido, cambiamos la ruta,  esa misma noche partiríamos a Puskhar, ¡Bien! volvía a reaparecer otra vez en nuestro mapa del recorrido. Es lo bueno de no tener cerrados y comprados todos los billetes, te da la opción de salir huyendo. 😉 

Decidido, solo visitaríamos lo que nos diera tiempo durante ese día,  aunque os parezca sorprendente solo vimos La Jama Masjid: La mezquita más grande de toda India, una belleza arquitectónica de la era mogol y mira que teníamos cerca el bazar de Chandni Chowk, El Fuerte Rojo, pero, ya estábamos a punto de tirar del todo la toalla, ¡Qué estrés de gente! llevábamos largas horas de pactos que se rompían segundos después, horas de peleas psicológicas para intentar llegar al Templo del Loto, ¡Más dinero! Más dinero!. ¿Más dinero? ¡una mierda!. 

IMG_0630

IMG_0647

Yo ya había descartado ir también a Qutab Minar que se encontraba mucho más lejos, o India Gate, incluso viajar en su Metro que “dicen” que es impresionante el contraste que hay con la ciudad; solo quiero ir a un sitio tranquilo antes de partir a otra ciudad El Raj Ghat de Nueva Delhi parecía el sitio idóneo, es el lugar donde se encuentra el monumento dedicado a la memoria de Mahatma Gandhi. ¡Pues señor@s, tampoco lo logramos!. 😦 Y acabamos en el Mc Donald’s  donde nos sentimos llenas de impotencia, rabia, tristeza, etc…

DSCF2814

Teníamos que apagar todos esos malos pensamientos a golpe de tarjeta…jeje, comprando algún sari por la zona de connaught place , sacamos dinero en uno de los cajeros de la red Icici Bank seguro que lo vamos  a necesitar los próximos días. Finalizamos en  Main Bazar, donde me empecé a sentir mejor con la ciudad, ¿por la noche tenía otro latir o era yo la que la veía con distintos ojos?  con ojos de compasión por querer perdonarla. Así que me dejé llevar y me lo pasé genial entrando de tienda en tienda rápidamente regateando con los comerciantes, algunos hasta empezaban a mostrarnos la cara alegre y divertida de Delhi……¿Y si nos quedamos? ¡uuuna mierdaaa!

 Ya era demasiado tarde, no había vuelta atrás, debemos marcharnos, aunque al final se que terminaríamos amándote como a todo el país… Lo sé!!! ¡Bye, Bye Delhi!. 

DÍA  8 (03/o3/2012) BY ESTELA 

DELHI… qué se puede decir de esa ciudad caótica donde todo el mundo (aunque ni siquiera gane nada a cambio) te intenta liar y confundir?? Estrés total.
Cogimos un hotel, el “Neha” (500rp), habíamos visto otro antes pero llenito de mosquitos y más pequeño. Este también tenía, pero al menos era más espacioso. Enseguida vimos que había ido Wendii con sus amigas, es decir, había cucharachas pequeñas (y no tan pequeñas…) que de vez en cuando se paseaban por toda la habitación (camas incluidas) y por el baño. Sin duda el peor hotel de los que llevamos hasta ahora.
En Delhi perdimos como 6 u 8 horas intentando ir a ver el Templo de la Flor de Lotto, el fuerte, la mezquita y el monumento de Gandhi, sin conseguirlo. La gente en Delhi nos pareció superliante.
DSCF2801
Estábamos desesperadas y agobiadas. Fuimos por nuestra cuenta a ver el fuerte rojo y la mezquita. No nos dió tiempo ni ganas de más. Nos intentaron tangar demasiado con los transportes (horas de lucha por la calle, en centros de turista (por cierto eran mis galletas…jajaja), e incluso con la policía), y la gente empuja y va sin cuidado. En la mezquita me hicieron ponerme un vestido suyo por encima de manga larga (y debo decir que iba correctísima vestida, no sé por qué a mi sí y a Rosa no… 😦 jajajaja); y para el fuerte e intentar ver algo después más lucha y caraduras en el área de “transportes”.
Para comer quisimos Mc Donal´s, ya que lo habíamos localizado a la ida. Descubrimos que había gente que iba arreglada-europeizada incluso para ir a comer allí, y que era el restaurante de comida rápida que más bichitos correteaban por el suelo de todos los que jamás ví… Ya teníamos también comprado el billete de bus a Puskhar (lo cual fue toda una aventura…) para esa misma noche, NO queríamos más Delhi, es la capital, pero parecía el rincón más descuidado y grosero de toda India.
DSCF2806

Por la tarde nos dedicamos a comprar saris para regalar y fuimos a un bazar que nos encantó; cómo nos relajó ir de compritas, sobretodo a esos precios tan baratos!

Al coger el bus a Puskhar nos encontramos a Marco (el chico italiano que conocimos junto a  su novia argentina;  ella ya había vuelto a casa), iba dónde nosotras. Nos presentó a Gastón, un menorquín que está en India comprando por negocios y también iba a Puskhar.

Vamos allá! Aún no hemos probado el viajar por aquí en autobús….a ver qué tal!!