Archivo de la etiqueta: Ankleshwar

DÍA 12 – Diario Viaje – India – Jaipur/Ahmedabad

Estado

DÍA  12  (07/03/2012) BY ROIRETO 

Inicio y final de más de un sueño.

La mañana en Jaipur se nos fue rápidamente, entre una cosa y otra.
No teníamos mucho para disfrutar de ella, a parte que moverse por aquí es complicado, las distancias entre un sitio y otro se hacen eternas, en los mapas parece todo tan cerca…
Ya hemos confirmado que no podemos ver nada del Elephant Festival, más o menos cuando comience nosotras estaremos subidas en un avión camino de la siguiente ciudad.
Por la mañana antes de salir del Hotel en busca de algún elefante al que podamos acariciar o subir a sus lomos para dar un paseo, decidimos llamar al Padre Joaquín para indicarle cuándo partimos de Jaipur y más o menos cuáles son los pasos que seguiremos para llegar a la ciudad de Ankleshwar, donde él reside y donde nos esperan para pasar los próximos días.  Jamás he hablado con él por teléfono solo por email y la verdad que estoy nerviosa, ¿Cómo me dirijo a él? ¿primero le saludo, qué hago? ….jeje. Rápidamente me relajo al ver que él da paso a una conversación fluida y cercana. Nos indica lo que debemos hacer al llegar a la ciudad, todo marcha ok!!

Khan nos acerca a un cajero, se nos acaba el dinero y aún nos quedan días por India, luego a una oficina de correos, Estela quiere mandar unas postales, porque aunque mantenemos informados a la familia por Internet, es bonito recibir unas letras de la forma más tradicional, yo al final me ánimo y escribo a Irene (mi hija) una carta en la que adjunto una fotografía en la que vamos montadas en elefante….. sí, lo conseguimos!! Estela, ya sonríe como una niña de 2 años!

Nos ha costado llegar, tras salir en la búsqueda de un elefante y callejear en rickshaw por la calles de Jaipur, éste ha decido estropearse, con una parada en boxes para arreglarlo y una larga espera; nosotras nos tomamos un pequeño almuerzo con cucaracha gigante en un restaurante que pintaba de alto nivel, ¡si es que las apariencias engañan!, vas a levantar la tapa del azucarero, y toma!!  ahí está entremedias de azúcar y sal =S….. Jaja. Nos salimos con nuestro cafecito a la calle, y pasó el peor momento hasta ahora en la India. No es agradable ver a una niña delante tuyo, pedir y pedir dinero, con las moscas comiéndole la cara, saber que no puedes darle una sola moneda, si lo haces, estarás cometiendo un gran error, pero quieres verla sonreír aunque sea por un pequeño instante, así que sacas un paquete de pegatinas justo antes de subirte al tuc tuc y se la das; ves cómo se marcha corriendo súper feliz a enseñárselo a sus padres, los que hubieran preferido que llegara con unas rupias en las manos; una pena la exploración infantil!! La falta de recursos de las familias indias, la extrema pobreza, la miseria les hace obligar a sus hijos a pedir, saben que los niños nos remueven más el alma, no debemos colaborar en que sigan haciéndolo, por mucha pena que nos den.

Niña Jaipur

Mirada fija.

Me hubiera gustado que Estela pudiera disfrutar de su primera experiencia de otra manera, menos mal que el hombre le dejó subirse al final al elefante sin cachivaches de por medio, y sentir la mole de animal bajo sus piernas, sentirse como una domadora de elefantes mientras el animal levanta la trompa y hace sonidos que en el fondo la acojonan, la hacen mostrar una sonrisa nerviosa, menos mal, sino la sensación de desastre en esta experiencia hubiera sido absoluta.
Dar un paseo subidas en un asiento de madera y ni siquiera mirando al frente, por un paraje sin ningún atractivo, mientras un tipo tira fotos como un descosido, que luego nos tiene que regalar al no entrar a negociar con él…. jejeje, que provoca que nos gastemos una cantidad de rupias exageradas, 1500 rupias exactamente (fue uno de los gastos más elevado del viaje, estando allí) y nuestro paso posteriormente por un cajero, como ya os he adelantado. 😉

Montando en elefante - Jaipur

¡Conseguido!

Rosa acaricia al elefante sin perderle de vista ni un momento.

¡Pero que bonito elefante!

Nuestra llegada al aeropuerto fue bastante dudosa, ya que nuestro vuelo era nacional, pero Khan insistió en llevarnos a las salidas de vuelos internacionales… jeje. Menos mal que él llevaba razón y para una vez que la tenía yo me despedía hecha una furia, no sin antes pagar al bondadoso conductor, el precio que creí que se merecía 800 Rupias. 

El vuelo a Ahmedabad se retraso un poco, así que nos dimos una pequeña comilona en los puestos del aeropuerto mientras esperábamos, no es un trayecto muy largo pero aún así a Estela siempre le da tiempo a dar una cabezadita ;), no venia mal porque a la llegada de Ahmedabad nos íbamos a tener que dar mucha prisa para llegar a la estación de autobuses, no queríamos llegar muy tarde y tener al padre Joaquín despierto hasta altas horas de la noche.

Comiendo en aeropuerto Jaipur

Uuummm….¡Hamburguesas picantes!

Qué bien me lo pasé en este trayecto; Aeropuerto – Estación de bus de Ahmedamab, Luisito (como bautizamos al conductor) aceleraba a nuestros gritos de Fast!! Fast!! Fast!! según él aceleraba subía nuestro nivel de adrenalina, corríamos por la ciudad esquivando personas, animales y objetos que se ponían por el medio, en una noche que se encontraba llena de gente en las calles alrededor de las hogueras encendidas para celebrar la llegada de Happy Holi , cogíamos las rotondas derrapando, parecía que aquel vehículo se iba a poner en dos ruedas en cualquier momento. Otro que se pensaba que nos iba a engañar, pero ya le dijimos que llevábamos mucho tiempo en India,  que ese trayecto no costaba lo que pedía y menos que lo que indicaba ese marcador, no eran las rupias a pagar “1400 rupias” ¡estas muy mal Luisito, que una cosa es que nos saquees unas rupias de más y otra que nos tomes por tontas! 😉 .La aventura continua mientras preguntamos por nuestro bus, Nooooo!!! Cuándo?  5 minutos? ….Corre!!  así que corríamos por los puestos de alrededor de la estación gritando ¿Water? ¿Water, where?  ¿Bananas? Bananas, where? ….jejeje al más estilo de las concursantes de Peking Express  que nos hubiera gustado ser…. Me sorprendió mucho como los vendedores colaboraban  y se divertían con las locas Spanish Ladies.

Elegimos asientos, el trayecto no era muy largo asíque pasamos de coger la zona superior la sleeper class, esta vez íbamos por libre, sin billete comprados en ninguna agencia, pagamos directamente en el bus una vez iniciado el trayecto, os podéis imaginar que sale mucho más barato; 120 rupias/ 1,90 € aprox para 200 kilómetros y una duración de unas 4 horas con muchos nervios,  menos mal que no nos impidieron dormir durante el camino para que se hiciera mucho más corto, La impaciencia nos mata a las dos….. ya  estaba cerca lo más grande de este viaje …..¡Los niños!. 

DÍA  12  (07/03/2012) BY Estela. 
Se nos ha roto el rickshaw… Khan ha ido a buscar no sé qué para ver si lo arreglan, nosotras mientras desayunamos, con cucaracha en el azucarero de sorpresa…
Hoy es el festival de los elefantes…, nos dará tiempo a ver algo? No me gustaría irme de India sin subir en elefante…, pero hoy no tenemos mucho tiempo ya que por la tarde sale nuestro avión a Ahmedabad. Khan dice que a veces su destino le trae cosas malas, no sé si está triste o es un peliculero de aupa. Rosa está hartita ya de él y es que a ratos se hace muy pesado el chico, pero ya que le dijimos que sí a que nos llevara él, ahora me da cosa decirle que no, cuando desde el principio ya apuntaba maneras de su actitud…
Arreglado el riskshaw!!! Y fuimos a una house elephant y montamos en elefanteeeee!! Qué piel más gordita tienen! Qué bueno, bonito y gigante era en el que nos subimos!! 1500 rp pero me ha encantadoo!! Un tipo fotógrafo de allí nos ha hecho fotos y nos las ha intentado vender por 1000rp, pero qué se cree??? jajaja, yo le daba 20 como mucho…, finalmente nos las ha regalado.
Que no os diga lo contrario, que estaba cagada. ;)
Fijaos, es una sonrisa nerviosa
Después hemos ido a sacar dinero a un cajero, a mandar unas postales (las cuales jamás llegaron…) y al aeropuerto. El festival de elefantes era por la tarde así que no nos daba tiempo. Khan se empeña en que vuelva a Jaipur en este viaje, jajaja; no puede ser!!! Demasiado estirados tenemos ya estos 18 días!!
Ahora a coger un vuelo a Ahmedabad (ufff, pone “Delayed”…), y una vez allí a buscar la estación de bus para comprar los billetes e ir a Ankleshwar, allí nos recogerá el padre Joaquín, sea la hora que sea. La verdad es que estamos deseando estar con los niños. Ayer en el templito donde había monos, estaban algunos niños, nos pusimos a inflar globos y a dárselos, nos lo pasamos genial y los niños estaban superfelices. Fue otro de esos momentos de los que te remueven dentro.
IMG_0438 (2)
Globos para todos
Parece que ya se nos está pasando un poco pero llevamos unos días Rosa y yo venga a sonarnos…. Ni la “Neglicilina” (Nebulicina) de Rosa lograba mantenerla respirando bien mucho tiempo.
Al llegar al aeropuerto hemos pagado al amigo de Khan (por chofear el riskh), hasta que nos hemos puesto de acuerdo…uuuufff!!!,  y por fin nos hemos despedido.
Al ir pasando los días del viaje vamos observando cómo nos vamos volviendo más guarreras…; alguna vez olvidamos tomarnos por unas horas la pastilla (Malarone), nos lavamos menos las manos, nos peinamos… no nos peinamos! jajaja. This is India! jajaja
En Jaipur nos ha llamado mucho la atención la cantidad de animales distintos que conviven por las calles: una, dos y tres, responda otra vez: por 100 rp…:
Camellos, elefantes, gallinas, monos, cerdos, caballos, burros, cabras, perros,….jajaja, qué risas hemos pasado con el juego!.
IMG_0204 (2)
IMG_0389 (2)
IMG_0379 (2)
IMG_0501 (2)
Colección de animales por las calles de Jaipur
El avión al final no se retrasó mucho, llegamos a Ahmedabad y a la salida vimos a “la madre coraje”, no sabemos muy bien quién era, pero cuando pasaba la señora algunos fieles tiraban flores y la adornaban… y la pusimos ese nombre porque se nos parecía a una señora que vimos en el periódico en el avión de la que se decía algo así en inglés… a saber quién era…
Bueno, cogimos un tuc-tuc hasta la estación de bus, Ahmed, que nos quería tangar mogollón de rupias con eso de que nos ponía el “taxímetro”, pero al final le dimos a “Luisito” lo que nos pareció (ya somos expertas en calcular precios).
El ratito de preguntar por el bus a Ankleshwar y comprar algunos plátanos, galletas y agua para por el camino fue divertidísimo!! Todo el mundo volcado en ayudarnos para que nos diera tiempo sin perder el autobús, qué risas! Parecía Pekín Express! jajaja

Recordad  que podéis seguirnos en redes sociales: FacebookTwitterInstagramYoutube. Venga, anímate!! Aaahh!! O puedes ser el primero en recibir los nuevos post a través de la suscripción por correo electrónico.

Y si nos quieres ver sonreír, Por favor ¡Comenta! 😉

Regálate Solidaridad – El Internado de Ankleshwar.

Estado

Ya sé que aún nos quedan unos cuantos capítulos para llegar al de el Internado de Ankleshwar, donde tuvimos la suerte de quedarnos alojadas durante tres noches en nuestro viaje a India.  Sí, lo sabemos, nos queda narrar Khajuraho (próximamente), nuestro desastroso día en Delhi, los días de relax en Puskhar, o Jaipur y nuestro “agobiante” (por lo menos para mí) conductor de tuc-tuc. Pero creo que la ocasión lo requiere, las navidades están cerca y parece que crece dentro de nosotros el sentimiento de ayudar a los demás.

Llegamos de madruga a esta ciudad, llenas de nervios,  creo que era lo que a las dos nos hacía más ilusión de todo el viaje; con una llamada desde el teléfono prestado de un conductor de Tuc- tuc , solo faltó una corta espera allí para que apareciera el Padre Joaquín a recogernos a altas horas de la madrugada con su Jeep, con una sonrisa y con solo buenas palabras para nosotras: – Rosa y Estela, Estela y Rosa qué bien que estáis aquí, qué valientes y atrevidas chicas. Esas eran sus primeras palabras que nos hacían sentirnos desde el primer momento muy cómodas, pero para nosotras los valientes son ellos.

Joaquín Castiella es un padre jesuíta, es pamplonés de nacimiento,  pero adaptado a la vida en la India perfectamente ¡cómo para no estarlo! lleva más de 40 años dedicados a esta misión.

Tardamos poco en llegar al Internado,  aparcamos y subimos a la azotea donde nos mostró la habitación en la que pasaremos los próximos días. No tardamos mucho en irnos a la cama, estamos tan impacientes que queremos madrugar, desayunar y conocer la labor que se desarrolla en el internado.

Internado Ankleshwar

IMG_0089

El sonido de los niños jugando en el exterior nos despierta (son muy madrugadores), ducha rápida y a desayunar. El padre Joaquín nos dice que todos los niños están impacientes por vernos, hoy es fiesta ¡Happy Holi! ….jejeje y no tienen clase, podremos disfrutar de ellos muchas más horas, pero tras desayunar primero nos dirigimos a la escuela técnica para varones, donde conocemos las instalaciones y al Padre Moreta fundador de “Catholic Chruch Ankleshwar” con una energía y alegría admirable a sus 80 años, que nos cuenta que tras salir del internado  los hombres pueden aprender en esta escuela varias profesiones.

IMG_0007

En los trayectos en coche el padre Joaquín nos cuentas historias asombrosas; ellos realizan la labor con las tribús indígenas (adivasis) que no pertenecen a ninguna casta, son pueblos olvidados de la India, la mayoría no tiene acceso a la educación, siendo para él muy difícil convencer a las familias para que dejen que los niños la reciban en el internado. Nos cuenta historias de varios jóvenes y sus familias, todas nos parecen increíbles, como en la que para impedir que llegue su mensaje a los poblados le han intentado intimidar a pedradas, pero él no se rinde.

Y yo os cuento, que para que estos niños reciban la educación durante todo el año y tres comidas al día, solo hacen falta 100 euros al año, ¿Os habéis puesto a pensarlo? 8,33 euros al mes ;).

Cuando regresé de India me prometí cambiar de actitud respecto a la vida que llevaba aquí, no me quejaría tanto de mi trabajo, ni de dónde vivo, etc….¡apadriné a uno, claro!. Me repetía que no me dejaría arrastrar por el consumismo que me rodea… Debo confesar que según van pasando los días estoy entrando en esa fastidiosa corriente de tener el último Iphone, o una sudadera de marca, no voy a renunciar a mi entorno convirtiéndome en ermitaña ¡tampoco es eso!  pero sí ser algo más objetiva con lo que realmente es necesario.

Os presento a Rahul, el fue quien me eligió a mi.

Os presento a Rahul, él fue quien me eligió a mí .

Así que de vez en cuando necesito mirar atrás y acordarme de aquellos días  o leer textos como éstos para recapacitar y darme cuenta que me he vuelto a equivocar, rectificando de nuevo mi actitud……Espero que me dure mucho tiempo.

Os dejamos aquí estos datos por si alguien está interesado en apadrinar a uno de estos niños, o hacer una donación  a esta misión. Podéis contactar directamente con el Padre Joaquín Castiella en su dirección de email:  tachito_india@yahoo.co.in

Hace días me preguntó una amiga: -¿por qué no una niña que están más desfavorecidas?…. ¡Decidido! ahora voy apadrinar una niña, así tengo la pareja.

Las chicas, Internado Ankleshwar

Estela arropada por los niños (Ankleshwar)

Ese día lo pasamos  jugando con los globos de agua que llevábamos desde Madrid  ¡Una verdadera guerra campal! más de 300 niños contra dos jóvenes indefensas,  de los globos pasaron a los cubos de agua no os creáis….jajaja. Eso sí, cuando yo conseguía coger a uno, ese no se libraba de mi última técnica adquirida, meterlos directamente debajo del grifo. ¡Quien ríe el ultimo ríe mejor :-D! También salió algún espontaneo defensor de las Spanish Ladies. Partido de fútbol, visita a las chicas donde todas ellas no podían evitar dejar de hacerse fotos con la cámara de Estela, eso no cambia en ningún país del Mundo ……¡Somos todas unas coquetas!.

Pueblo indígena  Cocina Internado Colgados como monos

IMG_0059  IMG_0219

DSCF3027  DSCF3011 

DSCF3161  DSCF3107  DSCF3057

IMG_0124  IMG_0022  IMG_0135

Durante los dos días que estuvimos y mientras los niñ@s estudiaban nosotras visitábamos algún pueblo indígena, -la mayoría se dedican a la pesca, nos explica el padre Joaquín, así que en alguna ocasión la misión a ayudado poniendo en sus manos algún bote por elección de ellos, lo anteponen a material para construir casas, que cada año se construyen porque cuando llega la época de monzón las destruye igualmente, y la pesca  es lo que realmente les dará para sobrevivir…..No les regales pescado; enséñales a pescar.  Visitamos la escuela técnica para mujeres en Bharuch, donde celebraban el día del  la mujer, llegamos en el justo momento donde representaban una función mostrando la dureza de ser una mujer en India y más si eres adivasis.

IMG_0095

Son tantas cosas de las que se  pueden disfrutar en tan sólo dos días…  Comimos con el padre Joaquín en un Asiático, charlamos sobre los planes de futuro de ambas, de nuestras profesiones, compartimos cena (tortillas de patatas), nos reímos con el padre Andrew , dejamos que invadieran nuestra habitación un grupo de chicos alocados que no dejaban de tocar todo, nos enseñaron a jugar a las canicas, a colgarnos como monos en los columpios, oímos los rezos de las niñas, cómo el padre Moreta daba la Misa, etc….

En resumen un experiencia de 10, en la que aprendimos y enseñamos a reír….¡Regálate solidaridad! ¡apadrina una sonrisa! repetimos el email;   tachito_india@yahoo.co.in Padre Joaquín Castiella.

IMG_0073

IMG_0060

IMG_0006

Tenemos que dar las Gracias a Adrian y Gosia (Molaviajar.com) e Inés (Misviajesporahi.com) por darnos el último empujón con sus relatos y correos  animándonos a ir. Os dejamos los enlaces a  sus experiencias:

– Ankleshwar, El internado de la esperanza.

– Mola viajar – Camino solidario India.

PD: Gracias padre Joaquín!!  por seguir somprediéndome con esa bonita carta a modo de Felicitación Navideña!! Esa historia me hizo lanzarme a escribir inmediatamente esta entrada. Prometo que, como no estoy peleada con nadie, haré las paces conmigo misma.

*****

Recordad  que podéis seguirnos en redes sociales: FacebookTwitterYoutubeInstagram. Venga, anímate!! Aaahh!! O puedes ser el primero en recibir los nuevos post a través de la suscripción por correo electrónico. Y si queréis vernos sonreír, ¡no  te marches sin comentar! 

Banner inferior