Archivo de la etiqueta: diario viaje

DÍA 12 – Diario Viaje – India – Jaipur/Ahmedabad

Estado

DÍA  12  (07/03/2012) BY ROIRETO 

Inicio y final de más de un sueño.

La mañana en Jaipur se nos fue rápidamente, entre una cosa y otra.
No teníamos mucho para disfrutar de ella, a parte que moverse por aquí es complicado, las distancias entre un sitio y otro se hacen eternas, en los mapas parece todo tan cerca…
Ya hemos confirmado que no podemos ver nada del Elephant Festival, más o menos cuando comience nosotras estaremos subidas en un avión camino de la siguiente ciudad.
Por la mañana antes de salir del Hotel en busca de algún elefante al que podamos acariciar o subir a sus lomos para dar un paseo, decidimos llamar al Padre Joaquín para indicarle cuándo partimos de Jaipur y más o menos cuáles son los pasos que seguiremos para llegar a la ciudad de Ankleshwar, donde él reside y donde nos esperan para pasar los próximos días.  Jamás he hablado con él por teléfono solo por email y la verdad que estoy nerviosa, ¿Cómo me dirijo a él? ¿primero le saludo, qué hago? ….jeje. Rápidamente me relajo al ver que él da paso a una conversación fluida y cercana. Nos indica lo que debemos hacer al llegar a la ciudad, todo marcha ok!!

Khan nos acerca a un cajero, se nos acaba el dinero y aún nos quedan días por India, luego a una oficina de correos, Estela quiere mandar unas postales, porque aunque mantenemos informados a la familia por Internet, es bonito recibir unas letras de la forma más tradicional, yo al final me ánimo y escribo a Irene (mi hija) una carta en la que adjunto una fotografía en la que vamos montadas en elefante….. sí, lo conseguimos!! Estela, ya sonríe como una niña de 2 años!

Nos ha costado llegar, tras salir en la búsqueda de un elefante y callejear en rickshaw por la calles de Jaipur, éste ha decido estropearse, con una parada en boxes para arreglarlo y una larga espera; nosotras nos tomamos un pequeño almuerzo con cucaracha gigante en un restaurante que pintaba de alto nivel, ¡si es que las apariencias engañan!, vas a levantar la tapa del azucarero, y toma!!  ahí está entremedias de azúcar y sal =S….. Jaja. Nos salimos con nuestro cafecito a la calle, y pasó el peor momento hasta ahora en la India. No es agradable ver a una niña delante tuyo, pedir y pedir dinero, con las moscas comiéndole la cara, saber que no puedes darle una sola moneda, si lo haces, estarás cometiendo un gran error, pero quieres verla sonreír aunque sea por un pequeño instante, así que sacas un paquete de pegatinas justo antes de subirte al tuc tuc y se la das; ves cómo se marcha corriendo súper feliz a enseñárselo a sus padres, los que hubieran preferido que llegara con unas rupias en las manos; una pena la exploración infantil!! La falta de recursos de las familias indias, la extrema pobreza, la miseria les hace obligar a sus hijos a pedir, saben que los niños nos remueven más el alma, no debemos colaborar en que sigan haciéndolo, por mucha pena que nos den.

Niña Jaipur

Mirada fija.

Me hubiera gustado que Estela pudiera disfrutar de su primera experiencia de otra manera, menos mal que el hombre le dejó subirse al final al elefante sin cachivaches de por medio, y sentir la mole de animal bajo sus piernas, sentirse como una domadora de elefantes mientras el animal levanta la trompa y hace sonidos que en el fondo la acojonan, la hacen mostrar una sonrisa nerviosa, menos mal, sino la sensación de desastre en esta experiencia hubiera sido absoluta.
Dar un paseo subidas en un asiento de madera y ni siquiera mirando al frente, por un paraje sin ningún atractivo, mientras un tipo tira fotos como un descosido, que luego nos tiene que regalar al no entrar a negociar con él…. jejeje, que provoca que nos gastemos una cantidad de rupias exageradas, 1500 rupias exactamente (fue uno de los gastos más elevado del viaje, estando allí) y nuestro paso posteriormente por un cajero, como ya os he adelantado. 😉

Montando en elefante - Jaipur

¡Conseguido!

Rosa acaricia al elefante sin perderle de vista ni un momento.

¡Pero que bonito elefante!

Nuestra llegada al aeropuerto fue bastante dudosa, ya que nuestro vuelo era nacional, pero Khan insistió en llevarnos a las salidas de vuelos internacionales… jeje. Menos mal que él llevaba razón y para una vez que la tenía yo me despedía hecha una furia, no sin antes pagar al bondadoso conductor, el precio que creí que se merecía 800 Rupias. 

El vuelo a Ahmedabad se retraso un poco, así que nos dimos una pequeña comilona en los puestos del aeropuerto mientras esperábamos, no es un trayecto muy largo pero aún así a Estela siempre le da tiempo a dar una cabezadita ;), no venia mal porque a la llegada de Ahmedabad nos íbamos a tener que dar mucha prisa para llegar a la estación de autobuses, no queríamos llegar muy tarde y tener al padre Joaquín despierto hasta altas horas de la noche.

Comiendo en aeropuerto Jaipur

Uuummm….¡Hamburguesas picantes!

Qué bien me lo pasé en este trayecto; Aeropuerto – Estación de bus de Ahmedamab, Luisito (como bautizamos al conductor) aceleraba a nuestros gritos de Fast!! Fast!! Fast!! según él aceleraba subía nuestro nivel de adrenalina, corríamos por la ciudad esquivando personas, animales y objetos que se ponían por el medio, en una noche que se encontraba llena de gente en las calles alrededor de las hogueras encendidas para celebrar la llegada de Happy Holi , cogíamos las rotondas derrapando, parecía que aquel vehículo se iba a poner en dos ruedas en cualquier momento. Otro que se pensaba que nos iba a engañar, pero ya le dijimos que llevábamos mucho tiempo en India,  que ese trayecto no costaba lo que pedía y menos que lo que indicaba ese marcador, no eran las rupias a pagar “1400 rupias” ¡estas muy mal Luisito, que una cosa es que nos saquees unas rupias de más y otra que nos tomes por tontas! 😉 .La aventura continua mientras preguntamos por nuestro bus, Nooooo!!! Cuándo?  5 minutos? ….Corre!!  así que corríamos por los puestos de alrededor de la estación gritando ¿Water? ¿Water, where?  ¿Bananas? Bananas, where? ….jejeje al más estilo de las concursantes de Peking Express  que nos hubiera gustado ser…. Me sorprendió mucho como los vendedores colaboraban  y se divertían con las locas Spanish Ladies.

Elegimos asientos, el trayecto no era muy largo asíque pasamos de coger la zona superior la sleeper class, esta vez íbamos por libre, sin billete comprados en ninguna agencia, pagamos directamente en el bus una vez iniciado el trayecto, os podéis imaginar que sale mucho más barato; 120 rupias/ 1,90 € aprox para 200 kilómetros y una duración de unas 4 horas con muchos nervios,  menos mal que no nos impidieron dormir durante el camino para que se hiciera mucho más corto, La impaciencia nos mata a las dos….. ya  estaba cerca lo más grande de este viaje …..¡Los niños!. 

DÍA  12  (07/03/2012) BY Estela. 
Se nos ha roto el rickshaw… Khan ha ido a buscar no sé qué para ver si lo arreglan, nosotras mientras desayunamos, con cucaracha en el azucarero de sorpresa…
Hoy es el festival de los elefantes…, nos dará tiempo a ver algo? No me gustaría irme de India sin subir en elefante…, pero hoy no tenemos mucho tiempo ya que por la tarde sale nuestro avión a Ahmedabad. Khan dice que a veces su destino le trae cosas malas, no sé si está triste o es un peliculero de aupa. Rosa está hartita ya de él y es que a ratos se hace muy pesado el chico, pero ya que le dijimos que sí a que nos llevara él, ahora me da cosa decirle que no, cuando desde el principio ya apuntaba maneras de su actitud…
Arreglado el riskshaw!!! Y fuimos a una house elephant y montamos en elefanteeeee!! Qué piel más gordita tienen! Qué bueno, bonito y gigante era en el que nos subimos!! 1500 rp pero me ha encantadoo!! Un tipo fotógrafo de allí nos ha hecho fotos y nos las ha intentado vender por 1000rp, pero qué se cree??? jajaja, yo le daba 20 como mucho…, finalmente nos las ha regalado.
Que no os diga lo contrario, que estaba cagada. ;)
Fijaos, es una sonrisa nerviosa
Después hemos ido a sacar dinero a un cajero, a mandar unas postales (las cuales jamás llegaron…) y al aeropuerto. El festival de elefantes era por la tarde así que no nos daba tiempo. Khan se empeña en que vuelva a Jaipur en este viaje, jajaja; no puede ser!!! Demasiado estirados tenemos ya estos 18 días!!
Ahora a coger un vuelo a Ahmedabad (ufff, pone “Delayed”…), y una vez allí a buscar la estación de bus para comprar los billetes e ir a Ankleshwar, allí nos recogerá el padre Joaquín, sea la hora que sea. La verdad es que estamos deseando estar con los niños. Ayer en el templito donde había monos, estaban algunos niños, nos pusimos a inflar globos y a dárselos, nos lo pasamos genial y los niños estaban superfelices. Fue otro de esos momentos de los que te remueven dentro.
IMG_0438 (2)
Globos para todos
Parece que ya se nos está pasando un poco pero llevamos unos días Rosa y yo venga a sonarnos…. Ni la “Neglicilina” (Nebulicina) de Rosa lograba mantenerla respirando bien mucho tiempo.
Al llegar al aeropuerto hemos pagado al amigo de Khan (por chofear el riskh), hasta que nos hemos puesto de acuerdo…uuuufff!!!,  y por fin nos hemos despedido.
Al ir pasando los días del viaje vamos observando cómo nos vamos volviendo más guarreras…; alguna vez olvidamos tomarnos por unas horas la pastilla (Malarone), nos lavamos menos las manos, nos peinamos… no nos peinamos! jajaja. This is India! jajaja
En Jaipur nos ha llamado mucho la atención la cantidad de animales distintos que conviven por las calles: una, dos y tres, responda otra vez: por 100 rp…:
Camellos, elefantes, gallinas, monos, cerdos, caballos, burros, cabras, perros,….jajaja, qué risas hemos pasado con el juego!.
IMG_0204 (2)
IMG_0389 (2)
IMG_0379 (2)
IMG_0501 (2)
Colección de animales por las calles de Jaipur
El avión al final no se retrasó mucho, llegamos a Ahmedabad y a la salida vimos a “la madre coraje”, no sabemos muy bien quién era, pero cuando pasaba la señora algunos fieles tiraban flores y la adornaban… y la pusimos ese nombre porque se nos parecía a una señora que vimos en el periódico en el avión de la que se decía algo así en inglés… a saber quién era…
Bueno, cogimos un tuc-tuc hasta la estación de bus, Ahmed, que nos quería tangar mogollón de rupias con eso de que nos ponía el “taxímetro”, pero al final le dimos a “Luisito” lo que nos pareció (ya somos expertas en calcular precios).
El ratito de preguntar por el bus a Ankleshwar y comprar algunos plátanos, galletas y agua para por el camino fue divertidísimo!! Todo el mundo volcado en ayudarnos para que nos diera tiempo sin perder el autobús, qué risas! Parecía Pekín Express! jajaja

Recordad  que podéis seguirnos en redes sociales: FacebookTwitterInstagramYoutube. Venga, anímate!! Aaahh!! O puedes ser el primero en recibir los nuevos post a través de la suscripción por correo electrónico.

Y si nos quieres ver sonreír, Por favor ¡Comenta! 😉

DÍA 8 – Diario Viaje – India – Delhi. –

Estado

DÍA  8 (03/o3/2012) BY ROIRETO 

Llegada a la espantosa Delhi.

Creo que con Delhi me pasará como con algún otro lugar de el mapamundi no muy lejano, que tendré que viajar una segunda vez para hacer las paces con  ella, ahora mismo la odio, os lo digo de verdad,  ¡la odio!.

Que decepcionante fue el paso por la capital de un país que me tiene ensimismada por muchos motivos y eso que viajaba con mis prejuicios unidos a muchos de los que me metía mi madre en la mochila; ¡La mujer en la India no vale nada! ¿Qué se te ha perdido a tí en ese país? ¡Para ver pobreza!. Es verdad, los hombres y las mujeres no tienen los mismo derechos, pero ese es otro tema que si podemos ya hablaremos en una entrada para destacar tradiciones, costumbres, etc…

Como visitante, turista o viajera me quedé sin ver todo y de ahí mi enorme enfado, desde que llegamos a la ciudad todo se complicaba, desde el café en la estación de Nizamudin (una estación más pequeña), a la búsqueda de un hotel en Arakashan Road en la zona de Paharganj (zona mochilera por excelencia . Miramos varios, incluido el que teníamos ojeado desde Madrid y que estaba lleno, seleccionamos hotel “Aparentemente” aceptable…jejeje ¡Ilusas! ¿El Neha inn aceptable? ¡una mierda!. 

Os puedo adelantar la de millones de veces que ese día acabamos enzarzadas en “discusión” con conductores de rickshaw, agentes de viajes, personal de oficina de turismo, etc… Desde que empezamos a caminar por la ciudad cruzando el puente que atraviesan las vías del tren, donde ya nos advertían los transeúntes que no pasáramos por ahí ¿No sabemos por qué? creo que es por el hecho de ser mujeres blancas (solo noté este trato machista hacia nosotras en esta ciudad). Pasamos por delante de la estación a si que decidimos comprar un billete que nos faltaba, subimos a la oficina de la primera planta office tourist bureau “supuestamente cerrada” …jajaja, ¡No podéis engañarnos este truco ya no lo sabemos! 😉 pero salimos corriendo del gentío que había, una cola de viajeros eterna donde pasaríamos unas cuantas horas, buscamos una agencia de viajes,  preferimos pagar un poco más y acabar con esto pronto ¡Ilusas!  ¿Acabar pronto con la compra de billetes? ¡una mierda!. 

Vías Estación Nueva Delhi

 Necesitábamos billete para llegar a Jaipur para dos días más tarde, ¡parece increíble! solo eran las 09:00 hrs de la mañana y sin llegar a visitar la ciudad nos habíamos rendido, cambiamos la ruta,  esa misma noche partiríamos a Puskhar, ¡Bien! volvía a reaparecer otra vez en nuestro mapa del recorrido. Es lo bueno de no tener cerrados y comprados todos los billetes, te da la opción de salir huyendo. 😉 

Decidido, solo visitaríamos lo que nos diera tiempo durante ese día,  aunque os parezca sorprendente solo vimos La Jama Masjid: La mezquita más grande de toda India, una belleza arquitectónica de la era mogol y mira que teníamos cerca el bazar de Chandni Chowk, El Fuerte Rojo, pero, ya estábamos a punto de tirar del todo la toalla, ¡Qué estrés de gente! llevábamos largas horas de pactos que se rompían segundos después, horas de peleas psicológicas para intentar llegar al Templo del Loto, ¡Más dinero! Más dinero!. ¿Más dinero? ¡una mierda!. 

IMG_0630

IMG_0647

Yo ya había descartado ir también a Qutab Minar que se encontraba mucho más lejos, o India Gate, incluso viajar en su Metro que “dicen” que es impresionante el contraste que hay con la ciudad; solo quiero ir a un sitio tranquilo antes de partir a otra ciudad El Raj Ghat de Nueva Delhi parecía el sitio idóneo, es el lugar donde se encuentra el monumento dedicado a la memoria de Mahatma Gandhi. ¡Pues señor@s, tampoco lo logramos!. 😦 Y acabamos en el Mc Donald’s  donde nos sentimos llenas de impotencia, rabia, tristeza, etc…

DSCF2814

Teníamos que apagar todos esos malos pensamientos a golpe de tarjeta…jeje, comprando algún sari por la zona de connaught place , sacamos dinero en uno de los cajeros de la red Icici Bank seguro que lo vamos  a necesitar los próximos días. Finalizamos en  Main Bazar, donde me empecé a sentir mejor con la ciudad, ¿por la noche tenía otro latir o era yo la que la veía con distintos ojos?  con ojos de compasión por querer perdonarla. Así que me dejé llevar y me lo pasé genial entrando de tienda en tienda rápidamente regateando con los comerciantes, algunos hasta empezaban a mostrarnos la cara alegre y divertida de Delhi……¿Y si nos quedamos? ¡uuuna mierdaaa!

 Ya era demasiado tarde, no había vuelta atrás, debemos marcharnos, aunque al final se que terminaríamos amándote como a todo el país… Lo sé!!! ¡Bye, Bye Delhi!. 

DÍA  8 (03/o3/2012) BY ESTELA 

DELHI… qué se puede decir de esa ciudad caótica donde todo el mundo (aunque ni siquiera gane nada a cambio) te intenta liar y confundir?? Estrés total.
Cogimos un hotel, el “Neha” (500rp), habíamos visto otro antes pero llenito de mosquitos y más pequeño. Este también tenía, pero al menos era más espacioso. Enseguida vimos que había ido Wendii con sus amigas, es decir, había cucharachas pequeñas (y no tan pequeñas…) que de vez en cuando se paseaban por toda la habitación (camas incluidas) y por el baño. Sin duda el peor hotel de los que llevamos hasta ahora.
En Delhi perdimos como 6 u 8 horas intentando ir a ver el Templo de la Flor de Lotto, el fuerte, la mezquita y el monumento de Gandhi, sin conseguirlo. La gente en Delhi nos pareció superliante.
DSCF2801
Estábamos desesperadas y agobiadas. Fuimos por nuestra cuenta a ver el fuerte rojo y la mezquita. No nos dió tiempo ni ganas de más. Nos intentaron tangar demasiado con los transportes (horas de lucha por la calle, en centros de turista (por cierto eran mis galletas…jajaja), e incluso con la policía), y la gente empuja y va sin cuidado. En la mezquita me hicieron ponerme un vestido suyo por encima de manga larga (y debo decir que iba correctísima vestida, no sé por qué a mi sí y a Rosa no… 😦 jajajaja); y para el fuerte e intentar ver algo después más lucha y caraduras en el área de “transportes”.
Para comer quisimos Mc Donal´s, ya que lo habíamos localizado a la ida. Descubrimos que había gente que iba arreglada-europeizada incluso para ir a comer allí, y que era el restaurante de comida rápida que más bichitos correteaban por el suelo de todos los que jamás ví… Ya teníamos también comprado el billete de bus a Puskhar (lo cual fue toda una aventura…) para esa misma noche, NO queríamos más Delhi, es la capital, pero parecía el rincón más descuidado y grosero de toda India.
DSCF2806

Por la tarde nos dedicamos a comprar saris para regalar y fuimos a un bazar que nos encantó; cómo nos relajó ir de compritas, sobretodo a esos precios tan baratos!

Al coger el bus a Puskhar nos encontramos a Marco (el chico italiano que conocimos junto a  su novia argentina;  ella ya había vuelto a casa), iba dónde nosotras. Nos presentó a Gastón, un menorquín que está en India comprando por negocios y también iba a Puskhar.

Vamos allá! Aún no hemos probado el viajar por aquí en autobús….a ver qué tal!!

DIA 6 – Diario Viaje – India – Khajuraho.

Estado

DÍA  6 (01/o3/2012) BY ROIRETO 

Es temprano, aunque no tanto como el día anterior, pero como toca partir a otra ciudad siempre nos levantamos con algo más de tiempo, la noche anterior acordamos con Osian ir juntos al aeropuerto y de paso dejamos pedido un rickshaw en la recepción, donde nos recogerá por la mañana su conductor y nos guiará hasta el auto por las laberínticas y estrechas calles para aprovechar el tiempo al máximo…..¡tremendo lío de callejuelas en la zona de los ghats!

Consejo: Si pactáis un precio en el Hotel dejarlo pagado en ese momento, que os den el recibí y ¡listo! o puede ser que cuando os larguéis con prisa decidan olvidar lo acordado cobrando 100 rupias más por noche.

Nosotras seguimos nuestra ruta por la India, pero Osian cambia de país continuando su viaje vía Kathmandu – Nepal; Marie y Javier se quedan otro día más en Varanasi, la verdad que a mí también me gustaría, lo hubiera aprovechado para acercarnos a la pequeña ciudad de Sarnath, donde Buda dio su primer sermón predicando el budismo ¡Qué pena! ya  tenemos comprados los billetes de avión con Jet Airways (6370 rupias), el horario y duración del trayecto Varanasi –  Khajuraho en tren nos haría perder mucho tiempo.

Aeropuerto de Varanasi

Cuando llegamos al aeropuerto, nos pusimos a buscar un sitio donde cambiar dinero…OoOOoooo!!  Diosss!! no tienen ningún lugar, por lo menos en la zona de salida. Tuvimos suerte Osian tenía muchas rupias de las que se quería desprender ;). Después de terminar nuestro trato nos dirigimos a atravesar el arco de seguridad y como en la India siempre están separadas las cosas en Hombres y Mujeres, quedamos en vernos dentro, cosa que jamás sucedió , nos fuimos sin despedirnos de él, nos acercamos varias veces a la puerta de embarque del suyo, pero él no estaba….Bueno…, ya nos veremos por Facebook.
Despegamooss!!! en un pliqui nos encontramos en Khajuraho, lo que hubieran sido 12 horas de tren, en avión se han convertido en 40 minutos.
En el aeropuerto conocimos a  ¡Faraz!  “El Tom Cruise” de Madhya Pradesh…jejeje, se acerca hacia nosotras y nos ofrece un Taxi, habla español muy bien.
– No gracias, preferimos un Tuc – Tuc.

– Aquí no hay Tuc Tuc, solo taxi – (ya nos quieren hacer todo el lío, pensé…jajaja).
Es verdad que no se veía ningún tuc-tuc en el aeropuerto, ya no quedaba casi nadie, la mayoría de pasajeros de nuestro avión se subían a varios minibuses que recibían las últimas directrices de Faraz.
Finalmente hicimos el recorrido en un Taxi acompañadas por él, nos explicó que quería practicar el idioma, nos preguntaba dónde nos íbamos alojar, qué queríamos ver, y cuánto nos quedaríamos.
– Nosotras vamos a nuestra bola, nos dejas en esta zona y ya está.
Elegimos el hotel Surya, por recomendación de la pareja  italiano y argentina de Varanasi, nos los encontramos nada más bajar del Taxi; les preguntamos qué tal el alojamiento, nos dijeron que bien, que los otros dos chicos, el valenciano y su colega estaban en el otro, justo al que queríamos ir nosotras que era un poco más económico :(.  Con nuestro mejorado regateo, negociamos consiguiendo la habitación sin terraza a 350 rupias, claro, pagando en el momento, para evitar sorpresas…¡¡Estos indios ya no nos meten más goles!!

Decidimos salir a descubrir rápidamente la ciudad, pero allí estaba Faraz en la recepción del Hotel, seguía intentando convencernos para ir con él y con otro amigo en moto (no iba a ser fácil deshacernos de él..jejeje), nos contaba que no quería nuestro dinero, solo practicar el español…Bla,Bla, Bla.

Aunque yo seguía sin fiarme, tras la discusión constante de mi angelillo y  diablillo toca narices,  ¡que sí! ¡que no! no lo hagas, que no le hagas caso y ¡ Móntate! …jijijiji Venga, vamos!!! disfrutemos de la aventura!!! De la ciudad y de estos nuevos amigos indios: Faraz (que ya sabéis quién es) y Washim, que también habla español pero no tan bien (¡¡Qué lindito es!!), Estela va con él porque así con el Spanglish se entenderán.

Estela y Washim en Khajuraho.

Existen 3 grupos de templos, pero ese día lo dedicamos a visitar 2 , el grupo Sur y el grupo Este, los menos visitados. Ir en moto es ideal, la visión que me llevo de la ciudad es auténtica, ya que hay mucha gente viajando de la misma manera, también se ve gente en bici, muchos menos tuc-tuc ¡Qué descanso para mis oídos! , eso la hace parecer mucho más tranquila y rural que muchas otras ciudades que hemos visitado ¡me encanta Khajuraho!.  Faraz me cuenta que los templos fueron construidos en la época del gobierno de la dinastía Chandella, que fueron 85 los construídos pero quedan 22 repartidos por toda la ciudad, que pertenecen al patrimonio de la humanidad, y son mundialmente conocidos por las tallas eróticas que contienen.

Duladeo Temple

Primero fuimos a visitar Duladeo Temple dedicado a Shiva, es el único del grupo Sur que vimos, el templo se sitúa junto a un río en donde pudimos ver a un grupo de jóvenes bañarse entre juegos.

India-Khajuraho niño agua

Después nos dirigimos hacia los  templo hinduistas que pertenecen al grupo Este,  primero a Jaravi temple situado junto a un prado donde un grupo de búfalos campaban a su anchas, está dedicado a Vishnu, como el Varama temple pero en su 5º reencarnación.

    Jaravi temple  Vamara Temple

Arrancamos las motos  para continuar visitando el grupo Este pero ahora le tocaba el turno a los templos Jainis, antes hicimos una parada técnica para bromear sobre el Chiqui – Chiqui  con los  vendedores de recuerdos, donde ya de paso decidimos entrar a una de las tiendas del exterior del recinto,  donde nos quitamos en un chasquido de dedos, la pesadísima compra de imanes para hermanos, amigos, compañeros, etc…. ¡Creo que voy a ir acabando con esa manía de pedir! 
los templos Jainistas los componen  Parsvanath temple en el más grande,  Adinath temple es algo más pequeño y ha sido restaurado en varias ocasiones, estos no tienen figuras eróticas talladas como los que hemos visitado o visitaremos al día siguiente, pero si momentos cotidianos y de la corte, como chicas maquillándose, personas que tocan instrumentos, blandiendo armas, Ghantai temple que esta normalmente cerrado al público, Shanti Nath temple con un patio interior lleno de santuarios y esculturas antiguas.

Parsvanath temple

shanti nath temple

Entramos en una tienda junto al hotel, el hombre no hacía nada más que sacar cosas, vamos, que la  puso patas arriba, finalmente encargué un pantalón a medida que luego no compré (es una larga historia). Merendamos mientras anochecía en la terraza del restaurante Ganesh, donde aprendimos palabras nuevas, pero yo solo recuerdo ya una :“mela”  “feria”  a la que decidimos ir después del espectáculo de danzas.
Cuando cogemos la carretera para ir al espectáculo es totalmente de noche, cada una va en una moto, nos podría pasar cualquier cosa…jejeje  (ya están el angelito y el diablillo dando por saco). Cuando llegamos al lugar me prometí a mi misma no ser tan mal pensada, así que pagué nuestras entradas y me dejé atrapar por los colores, la música y la danza….¡Nos encantó! Es una turistada totalmente recomendable, que a su vez te enseña la historia de la India, al ritmo del buen sonido y agitados bailes.

423498_3455524833799_1441180524_33408392_906139691_n

El camino de vuelta lo disfruto a pesar de la oscuridad, disfruto hasta del callejón por el que tenemos que cruzar para ir a la feria, donde compramos unas pulseras típicas de cristal, Faraz no deja de bromear; Estela echa más leña al fuego diciendo que parecemos como una familia feliz en la foto que nos acabamos hacer junto a una niña….jejeje, es que Faraz no deja de decir cosas como:”-tú te vienes aquí con tu hija, conmigo, que yo te hago feliz, yo tengo mi empresa, tú no necesitas trabajar….” jajaja. Y si no esa, es de otro tipo más picante, como su gastronomía ;).

Para rematar la noche, una buena cena en el Ganest Restaurant, bañada de buena cerveza, en buena compañía……..UuuMmm!! que rico el Malai Kofta, plato que descubro aquella noche al que me he vuelto adicta. Bueno, entre medias me toca bajar a probarme mi pantalón en dos ocasiones, ¿Dónde me lo probé? no lo voy a contar, porque no lo sé bien ni yo (baño indio de un portal y sin luz…?  imaginároslo 😦 ) …Hasta mañana.

DÍA  6 (01/o3/2012) BY ESTELA

07:15 AM: Hemos contratado un tuc-tuc en el hotel para que nos lleve al aeropuerto porque salir de esta zona hasta las calles donde pasan los coches para intentar negociarlo cargados con las mochilas puede ser una pesadilla…. Así que entre Osian (que también coge un vuelo más o menos a la hora que nosotras), Rosa y yo, lo pagaremos entre todos. Ahora a prepararnos, ordenar mochilas y desayunar, a las 09:30 viene a buscarnos!

DSCF2755

Estamos en Khajuraho, es por la noche y vamos a cenar y tomarnos una cervecita con nuestros amigos Washim y Faraz. Rosa ha bajado mientras nos sirven a la tienda de abajo, que nos hemos comprado algo de ropa (no pudimos evitarlo), ya tienen listo su pantalón a medida! Es una tela muy bonita! Resulta que al bajar del avión Faraz nos ofreció taxi hasta el centro a un precio que es igual para todos (impuesto por el gobierno). El caso es que lo cogimos. Faraz es un indio peculiar…es empresario y bastante pijillo. Ya nos vale!! Venimos a India para acabar siendo amigas de la YET-SET, jajaja. Él iba de copiloto hablándonos en un español muy bueno mientras otro señor conducía. Nos contó un poco lo de los templos y los precios de taxi en excursiones, como ir a la cascada (a la que finalmente hemos decidido no ir, solo estaremos día y medio aquí en Khajuraho). Al llegar al centro aún no le habíamos dicho qué íbamos a hacer ni nada; vimos a un italiano y a una argentina que también se hospedaron donde nosotras en Varanasi y fuimos a hablar con ellos; habían elegido el hotel SURYA; vimos las habitaciones y después de regatear conseguimos una que estaba bastante bien por 350 rupias (vamos aprendiendo, eh?).
EN MOTO POR KHAJURAHO
 DSCF2722
Pactamos con Faraz ir a ver los templos por la tarde en moto (con él y un amigo suyo: Washim); nos dijo que quería practicar el español, así que no nos preocupáramos por el precio, que lo que quisiéramos, que le daba igual incluso gratis porque no tenía nada que hacer. Nos extrañó, pero nos aseguró que no habría sorpresas. Él dirige una empresa de transportes aquí, y la verdad es que se le ve hablando a través del bluetooth por el móvil constantemente… Su amigo Washim es un chico sonriente, con el cuello del polo hacia arriba, muy energético y happy, se ríe mucho, siempre haciendo bromas, con un aire canalla que nos encantó; es profesor de música para niños, canta y toca muchos instrumentos y también habla bastante español, aunque menos que Faraz. Nos subimos en las motos y… a ver los templos!!! Los templos por fuera están grabados con figuras, algunas de ellas con posturas del Kamasutra. En Khajuraho nos sentimos muy a gusto, es pequeño y muy muy tranquilo.
Estela y Rosa en los Templos Jainistas (Khajuraho)
khajuraho limpieza stela
Los templos closed a las 05:30, después a la “mela” (feriaaaaa!) que, aunque las atracciones ya habían cerrado, podíamos pasear y recorrernos los puestecillos. Seguramente hoy nos subamos en la noria. Y aquí llegamos a una tienda de ropa al lado del restaurante en la que nos gustaba todo!! Pero…hay que ir a cenaaaaaaaar!!!

 

DIA 5 – Diario Viaje – India – Varanasi.

Estado

DÍA  5 (29/02/2012) BY ROIRETO 

En un rato nos reunimos con Marie y Javier en el hall de la Guesthouse son las 5:30Am para dar un paseo en bote por el Ganges, y solo le pido una cosa a los dioses Hindúes  !por favor que no zozobremos!, ¿Os lo imagináis?  :(. Bueno,  también iremos con Osian, un canario muy majo que conocimos esa mañana, que también está viajando varios meses por el mundo…. Y es que… ¡me voy a quedar sin uñas de tanto mordérmelas de la envidia!. 

Ya en el bote el barquero empieza a remar y pienso:

– Nos va a faltar mucho tiempo para disfrutar este lugar, dos días más, por lo menos dos más, para explorarla un poquiiito, he intentar comprender la vida espiritual y religiosas que se “respira” (¿ya me entendéis? 😉 ).

A Varanasi o Benarés como la llamaban antiguamente en la época de la colonización inglesa, llegan cada año millones de peregrinos para purificar sus pecados.  Es la ciudad más sagrada de todas las que hay en la India, por eso muchos llegan aquí a morir, para luego  poder ser incinerados, siendo liberandos al tirar sus cenizas al río de ese ciclo de renaceres   Junto con el Taj Mahal creo que es la segunda imagen que se identifica más con la India (por lo menos en mi cabeza). 

Lee el resto de esta entrada