Imposible olvidarlo

Estado

Nevaba, era una de esas mañanas blancas y especiales en las que se para un poco el movimiento de la ciudad y ésta consigue relajarse. Los coches no pueden circular, no se va al trabajo ni al colegio. La gente se queda en su casa con su familia y se dedica a sentir.
O quizá salía el sol, un precioso sol radiante que incitaba a pasear, a jugar en los parques, a disfrutar de la gente que quieres, ese sol calentito que te hace sonreír, que te hace ser feliz.

Me desperté tarde, pasadas las doce, dí mil vueltas en la cama antes de levantarme, estaba tan agusto arropada…el reloj parecía congelado, sentía que el día era eterno.
O quizá me desperté temprano, antes de las siete, mi cuerpo se sentía activo, quería hacer mil cosas, ir a mil sitios, ser fugaz.

Preparé el desayuno, me detuve en cada detalle, puse mi mantel preferido en la mesa, coloqué un centro de flores rojas e hice chocolate calentito que eché en mi taza anaranjada a juego con las servilletas. Me senté y disfruté.
O quizá no preparé el desayuno, tan sólo bebí de pie algo de café de ayer con leche, y metí unas galletas en mi mochila para luego junto a un brick de zumo de melocotón. Abrí la puerta de la calle y salí.

Llevaba puesto un abrigo largo marrón con botones delante y muchos bolsillos; unas botas altas de un marrón más oscuro, una bufanda y un gorro beige. Mis manos, enfundadas en guantes de lana, sentían penetrar el frío.
O quizá llevaba puestos unos shorts con una camiseta de algodón blanca despillada; mis playeras rojas con la puntera de goma y mis inseparables gafas de sol negras.

No sé si había estado andando mucho tiempo o si fue al comenzar, no sé si tenía el presentimiento de que pasaría o si ocurrió sin más, si me dirigía a algún sitio o si había un por qué. Sólo consigo recordar el momento en que te ví, el instante en el que me enamoré; mi corazón palpitaba con gracia diciéndome que eras tú con quien pasaría feliz el resto de mi vida. Y es desde entonces que mi memoria sí se encarga de guardar cada hecho, cada palabra, cada gesto, cada aroma, cada sentimiento o instante a tu lado amor, porque todo junto a tí se hace tan especial que me sería imposible olvidarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s