Novatas en Dublín (1º dia)

Imagen

Llegamos a Dublín un 6 de Diciembre del 2007, cargadas las maletas de ropa de abrigo y muchas ilusiones, aunque sabíamos que existían varios autobuses que te llevaban hasta el centro de la ciudad, nosotras decidimos coger un Taxi (unos 20 euros) hasta nuestro alojamiento Grand Canal Hotel, donde nos recibió Verónica una recepcionista muy amable que nos facilitó las cosas al hablar perfectamente Español.
Ya eran las 21:00 hrs cuando nos instalamos en la habitación y decidimos lanzarnos a la calle, sabíamos que los horarios para salir de los dublineses empezaba muy temprano, lo descubrimos en el ascensor del hotel, donde creo que un hombre estuvo dentro de él horas, subía y bajaba acompañando a todos los huéspedes con su correspondiente borrachera….jajaja.
Ahora es donde pagamos nuestra primera “Katetada” , al salir de hotel pasaba por allí un chico con una bicicleta, de esas en la que atrás lleva asientos…jejeje.
Estela todo animada le pregunta: ¿How much?
El chico responde: ooohh¡¡ only 7 pavos to the center..jajaja.
Nos montamos, el chico empieza a pedalear y a tocar la campanilla “piticlín piticlín”, el aire era super frió, nos da igual estamos felices y pasándolo genial, aunque el aire ya empieza a hacer daño en nuestras frágiles caras y manos (diciembre, no se que esperábamos)."Nuestro chico ciclista"
De repente accede a una calle más oscura, aparece un colega en otra bici, se oye una sirena en una casa, nosotras empezamos a sentirnos incomodas (todo esto grabando con la cámara) una calle corta que se nos hizo eterna….uuuffff¡¡¡ menos mal¡¡¡ salimos sanas y salvas, solamente es un atajo para salir a una de las calles principales North Baggot street, que se encuentra junto al parque St Stephen’s Green allí le pedimos que no deje de tocar el “piticlín, piticlín” hasta nuestro destino en West Grafton Street, donde llego nuestra sorpresa… De 7 euros nada, 14 euros porque somos dos, en otra situación entraríamos en discusión, pero el muchacho pedaleo como un campeón, bajaba y subía de la acera para asustarnos forzando nuestras risas, finalmente lo pagamos pensado que se lo tenía bien merecido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s